Tecnología
Interrumpen estudio de las “so√Īadas” c√©lulas STAP en Jap√≥n a falta de resultados
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El laboratorio p√ļblico japon√©s Riken anunci√≥ este viernes la interrupci√≥n de la pol√©mica investigaci√≥n sobre las c√©lulas STAP a falta de resultados concluyentes, constatando el fracaso de la cient√≠fica que afirmaba haber creado “las c√©lulas so√Īadas”.

“No hemos podido reproducir el fen√≥meno de las c√©lulas STAP y decidimos interrumpir los trabajos”, explic√≥ un responsable del laboratorio Riken en una conferencia de prensa.

El 29 de enero de 2014, Haruko Obokata había presentado un método químico para la creación de células en un estadio de desarrollo similar al embrionario. Seguidamente, sus trabajos fueron publicados en la revista científica Nature.

Lee también: Científica japonesa Obokata defiende llorando existencia de células STAP

Obokata planteó una fórmula para crear células indiferenciadas, es decir, no especializadas, a partir de estructuras ya maduras mediante un procedimiento nuevo y que era, en apariencia, relativamente simple.

De haber sido exitoso, el m√©todo descrito por Obokata hubiera significado un logro excepcional para la medicina regenerativa, puesto que permitir√≠a recrear partes de √≥rganos o de tejidos da√Īados por enfermedades o en accidentes.

La publicaci√≥n del estudio se convirti√≥ en una noticia de primera plana en Jap√≥n, donde la fotog√©nica doctora, que hab√≠a estudiado en Harvard, se convirti√≥ en un fen√≥meno. Los medios fueron seducidos por sus excentricidades como su insistencia en utilizar un delantal de due√Īa de casa en el laboratorio, en lugar de la bata blanca.

Sin embargo, algunos días después de la publicación en Nature, se comenzaron a levantar cuestionamientos sobre la veracidad de los datos presentados. A partir de ese punto, la vida de la joven se convirtió en un infierno.

La investigadora, entre tanto hospitalizada, retiró los textos que envió a Nature y la revista terminó por sacar la investigación de su catálogo en junio.

“Las c√©lulas so√Īadas”

El escándalo comenzó a complicarse cuando el mentor de Obokata, Yoshiki Sasaim, coautor del ensayo, se suicidó. Su muerte sacudió fuertemente a la comunidad científica japonesa.

“Prueba la existencia de las c√©lulas STAP”, dijo el cient√≠fico a su protegida en su testamento.

Durante todo el proceso, el laboratorio Riken decidió seguir con las investigaciones, en un primer momento con varios investigadores, sin obtener resultados, y luego trabajando sólo con Obokata, quien fue colocada bajo una estricta supervisión.

Sin embargo, las pruebas no pudieron reproducir el fenómeno del que hablaba la científica japonesa.

Obokata, quien no compareció en la rueda de prensa, presentó en un comunicado sus disculpas por los problemas causados y dijo que lamenta que las cosas hayan terminado así.

“Trabaj√© sin descanso para presentar estos resultados, ahora estoy simplemente extenuada”, afirm√≥ la investigadora, cuyo abogado dijo que de todas formas, ella cre√≠a que s√≠ hab√≠a creado las “c√©lulas so√Īadas”.

As√≠, Obokama, quien en abril hab√≠a dicho que “las c√©lulas STAP existen” y que las hab√≠a creado m√°s de 200 veces, afirm√≥ que hab√≠a estado sometida durante la √ļltima etapa de las investigaciones a “restricciones que superaban de lejos lo que ella pudiera haber imaginado”.

“Ella present√≥ su renuncia y aceptamos su dimisi√≥n”, inform√≥ Riken.

Incluso tras su renuncia, Obokata puede ser castigada disciplinariamente, advirtieron las autoridades.

“El fraude producido por la inexperiencia no puede ser tolerada. La conclusi√≥n es que no existen las c√©lulas STAP”, admiti√≥ el ministro de Ciencia, Hakubun Shimomura.

Sin embargo, con este anuncio no se termina la historia, ya que en la comunidad cient√≠fica no se sabe con certeza si existen o no las c√©lulas STAP, salvo que Obokata pueda lograr un avance o que alg√ļn otro investigador se lance con este proyecto.

Tendencias Ahora