TV y Espect√°culo
‘En su Propia Trampa’ deja al descubierto fraude de falsos f√°rmacos milagrosos
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El cap√≠tulo de este lunes del programa de Canal 13 ‘En su Propia Trampa’ denunci√≥ un millonario negocio que funciona en 19 pa√≠ses -incluyendo Chile- y que lucra a costa de la salud de las personas.

Se trata de la empresa OmniLife, la cual vende productos que aseguran curar todo tipo de enfermedades, incluyendo el c√°ncer y el SIDA, pero que en realidad no surten ning√ļn efecto en el organismo.

Además, de acuerdo a los testimonios de vendedores reclutados por la firma, ésta cobra una cuota de incorporación al negocio a los trabajadores, a cambio de suculentas ganancias que en la práctica nunca se concretan.

Tras conocer esta situaci√≥n, desde el Sernac afirmaron que este negocio parece ser una estafa donde s√≥lo los de la c√ļspide se benefician y por lo mismo, comprometieron acciones al respecto.

El negocio en Chile est√° a cargo de Carlos Alberto Mart√≠nez y las ciudadanas venezolanas Diana Canel√≥n Hern√°ndez y Zulay Coromoto Hern√°ndez. Esta √ļltima dice ser m√©dico, pero la Seremi de Salud Metropolitana confirm√≥ que no aparece en los registros como tal.

Ricardo F√°bregas, director del Instituto de Salud P√ļblica, constat√≥ que la empresa tiene permiso s√≥lo para vender sus productos como suplementos alimenticios, no como f√°rmacos, ya que no tienen ning√ļn fin terape√ļtico.

La trampa

En la edición, el conductor del programa Emilio Sutherland se hizo pasar por un paciente con cáncer terminal que se somete a este tratamiento alternativo.

Diana y Zulay le ofrecieron un producto que costaba unos 70 mil pesos y que supuestamente curaba la enfermedad. D√≠as despu√©s las mujeres llegaron al domicilio donde estaba Sutherland para ofrecerle una segunda dosis, pero se encontraron con √©l en un ata√ļd, en un falso funeral montado por el equipo de Canal 13.

En el lugar, ambas fueron encaradas por supuestos parientes del fallecido, que las reprochaban por haber dado estos productos a su familiar enfermo, quien había dejado su tratamiento médico por tomarlos.

Cuando las mujeres estaban acorraladas, Emilio sali√≥ del ata√ļd y les pidi√≥ explicaciones por el fraude que estaban cometiendo. En medio de confusas explicaciones y contradicciones, las mujeres no lograron dar respuestas convincentes y concretas.

Cabe destacar que durante el programa, la Seremi de Salud Metropolitana confirm√≥ que inici√≥ un sumario sanitario a OmniLife por promocionar como medicamentos, productos que no lo son y no tienen ning√ļn beneficio para la salud.

Tendencias Ahora