Notas
Estudio con datos de 1,3 millones de ni√Īos desmiente que las vacunas causen autismo
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un amplio estudio de la Universidad de Sydney (Australia) demostr√≥ que no hay ninguna evidencia que vincule las vacunas con el desarrollo de autismo en los ni√Īos.

La investigación publicada en la revista Vaccine y recogida por el diario británico The Guardian, analizó todos los sondeos disponibles respecto a la relación entre el autismo y las vacunas contra la difteria, el tétanos, la tos ferina, el sarampión, las paperas y la rubéola.

De este modo lograron reunir datos de 1,3 millones de ni√Īos de Estados Unidos, Reino Unido, Jap√≥n y Dinamarca, y concluyeron que no hubo riesgo de autismo asociado con alguna de las vacunas probadas, ni con sus ingredientes, incluyendo al cuestionado timerosal y el mercurio.

Guy Eslick, director de la investigaci√≥n, dijo que los resultados mostraron que no hay conexi√≥n entre ambas cosas. “Espero que (el estudio) llegue a una gran cantidad de padres que est√°n sentados pensando si deben vacunar a sus ni√Īos. Espero que ayude a cambiar de opini√≥n”, afirm√≥.

El profesional se√Īal√≥ que estos hallazgos podr√≠an ser claves para desmitificar el tema, aunque se√Īal√≥ que entend√≠a si un padre se manten√≠a esc√©ptico porque ten√≠a un hijo que desarroll√≥ autismo. “Es un tema emocional … quieren razones de por qu√© sus hijos son de la manera que son, y lo lamentable es que van a aferrarse a la desinformaci√≥n y estudios falsos”, opin√≥.

El origen de la creencia de que las vacunas infantiles tienen algo que ver con el autismo, surgi√≥ luego de un estudio realizado por Andrew Wakefield y publicado en la revista The Lancet en 1998. Tiempo despu√©s, la investigaci√≥n fue retractada y se consider√≥ que Wakefield actu√≥ “de manera deshonesta e irresponsable” en su an√°lisis.

Cabe destacar que en pa√≠ses como Australia -misma naci√≥n donde se realiz√≥ la nueva investigaci√≥n- la mayor√≠a de los ni√Īos est√°n vacunados, pero a√ļn alrededor de 75.000 peque√Īos no han recibido todas las inoculaciones necesarias, y de √©stos, casos, unos 15.000 ha sido porque sus padres desconf√≠an de estos productos.

De hecho, el gobierno de esa zona a principios de este a√Īo emiti√≥ un “recordatorio urgente” para que los padres vacunaran a sus hijos despu√©s de un brote de sarampi√≥n.

Tendencias Ahora