Notas
M√©dico peruano asegura que la receta para una buena salud es “aprender a ser feliz”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La receta para tener una buena salud es aprender a ser feliz, seg√ļn un m√©dico peruano que acaba de publicar una investigaci√≥n en la que analiza cu√°nto influye la b√ļsqueda de la felicidad como mecanismo para evitar enfermedades.

“El aprendizaje de la felicidad consistir√≠a en dar herramientas para que cada uno construya su propia felicidad, pues no existe un solo camino para llegar a ser feliz”, dijo a la AFP Emilio La Rosa, cardi√≥logo peruano que emigr√≥ en 1978 a Par√≠s donde dirige el Centre de Recherche et d’Etude Sant√© et Societ√© (CRESS).

Esas herramientas consisten en “una serie de pr√°cticas preconizadas por la psicolog√≠a positiva y la meditaci√≥n budista” que permiten crear conciencia sobre la interrelaci√≥n que existe entre salud y felicidad, sostiene La Rosa, de 67 a√Īos.

“Ambas se basan en el principio de la neuroplasticidad o capacidad de los sistemas neuronales de remodelarse”, una especie de “gimnasia de la felicidad”, explica el m√©dico peruano.

“Hay que estudiar la felicidad hasta lograr convertirla en un patr√≥n cultural”, acota La Rosa en un caf√© lime√Īo luego de presentar su √ļltimo libro “De la felicidad a la salud”, que lanz√≥ al mercado el sello mexicano Fondo de Cultura Econ√≥mica.

La Rosa se interes√≥ en la felicidad c√≥mo t√≥pico de salud desde hace unos 20 a√Īos cuando empez√≥ a observar que las personas felices tienen mayor esperanza de vida y menor incidencia en enfermedades cr√≥nicas, como la hipertensi√≥n arterial, entre otras.

Adem√°s, comprob√≥ que sus pacientes estresados enfermaban m√°s y los problemas de salud de ellos nac√≠an de un estado de infelicidad permanente agudizados por el estr√©s. De esa experiencia, La Rosa extrajo dos hip√≥tesis: “Cuando estamos felices no hay estr√©s y se estimula el sistema inmunitario”.

Democracia y felicidad

Los gobiernos deben fomentar el aprendizaje de la felicidad en las escuelas para evitar la manipulaci√≥n pol√≠tica que intenta mostrarse como √ļnico camino para alcanzar ese estado, se√Īala el investigador.

“Hay que evitar que el Estado pueda establecer los par√°metros de lo que es la felicidad, pues deriva en una manipulaci√≥n pol√≠tica”.

“Cuando el tema se politiza, como ocurre en Venezuela donde se ha creado el viceministerio de la Felicidad, el riesgo es que los ciudadanos sean manipulados pol√≠ticamente”, refiri√≥ La Rosa, nacido en Lima.

Seg√ļn este cient√≠fico, “una garant√≠a para llegar a la felicidad es que se ense√Īe en la curr√≠cula escolar en los pa√≠ses donde existen reg√≠menes democr√°ticos”.

La Rosa est√° convencido de que “la democracia es consustancial a la felicidad”, y recuerda que uno de los puntos de partida de la infelicidad es la falta de fe, un escenario que prospera casi siempre en tiempos de crisis moral, econ√≥mica, pol√≠tica y ecol√≥gica de las sociedades.

“La falta de fe lleva a buscar felicidad, pero hay que evitar que esa b√ļsqueda se convierta en una nueva religi√≥n”, advierte el autor, para quien las religiones representan el mismo peligro de manipulaci√≥n que los gobiernos autoritarios.

Tendencias Ahora