Notas
Japón revisará su plan de caza de ballenas en la Antártida tras decisión de La Haya
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno japon√©s revisar√° su plan de caza “cient√≠fica” de ballenas en la Ant√°rtida, en virtud del veredicto de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con el objetivo de darle un cariz m√°s cient√≠fico compatible con las reglas internacionales.

“Realizaremos estudios en colaboraci√≥n con los ministerios concernidos para presentar un nuevo programa de investigaci√≥n este oto√Īo ante la Comisi√≥n Ballenera Internacional”, explic√≥ el ministro de Pesca, Yoshimasa Hayashi.

El responsable nipón de Pesca aseguró que tenían en cuenta los criterios de la alta instancia judicial de Naciones Unidas, quien consideró que el programa científico de Japón escondía actividades comerciales.

El ministro insistió en que Japón cancelará la segunda fase de investigación en la Antártida, el plan Jarpa II, conforme a la decisión judicial y a la espera de elaborar otro.

“Tras el veredicto, nuestro pa√≠s mantendr√° la pol√≠tica de caza de ballenas para investigaci√≥n, en base al derecho internacional y a criterios cient√≠ficos con el objetivo de recoger los datos cient√≠ficos necesarios para una reglamentaci√≥n de los recursos balleneros y con la finalidad de reanudar la caza comercial”, explic√≥ Hayashi.

Japón pone fin así al controvertido programa que llevaba a cabo hasta el momento en la Antártida y presentará otro en el que se incluyan elementos científicos con el objetivo de beneficiarse de la excepción acordada por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para la captura de ballenas con fines científicos en el océano Antártico.

LA CAZA CONTINUAR√Ā EN EL PAC√ćFICO

Aunque la expedici√≥n de la Ant√°rtida ha sido anulada, Jap√≥n continuar√° con la caza “cient√≠fica” de ballenas en otras partes, como en el oc√©ano Pac√≠fico, donde llevar√° a cabo a partir del 26 de abril la segunda fase de capturas pero reduciendo su n√ļmero.

En el caso de la campa√Īa de la Ant√°rtida, la CIJ dio recientemente la raz√≥n a Australia, que present√≥ el asunto ante el alto tribunal judicial de Naciones Unidas, al afirmar que Jap√≥n destinaba a fines comerciales la caza cient√≠fica de ballenas.

Tras la decisi√≥n de CIJ, el primer ministro japon√©s, Shinzo Abe, dijo estar “muy decepcionado”, pero afirm√≥ que Jap√≥n la acatar√≠a.

A pesar de esta promesa y de la “victoria” ante la justicia internacional, Australia y Nueva Zelanda mostraron r√°pidamente su temor de que Tokio intente esquivar la prohibici√≥n de la CIJ, como ya hizo con la moratoria de 1986 acordada por la CBI.

La organizaci√≥n ecologista Sea Shepherd advirti√≥ que el gobierno japon√©s no se doblegar√≠a tan f√°cilmente ante esta prohibici√≥n. Seg√ļn esta organizaci√≥n, el Instituto japon√©s de Investigaci√≥n de Cet√°ceos (ICR) inform√≥ a los tribunales de Estados Unidos de su intenci√≥n de volver a cazar cet√°ceos en el oc√©ano Ant√°rtico en el invierno 2015-2016 con un nuevo programa de investigaci√≥n.

Este instituto rechazó el lunes comentar esta afirmación, si bien Hayashi respondió indirectamente a Sea Shepherd.

“Respecto a los actos ilegales de violencia cometidos por las organizaciones contrarias a la caza de ballenas, estudiaremos medidas en l√≠nea con el nuevo programa para garantizar la seguridad de la flota, de los investigadores y de la tripulaci√≥n”, advirti√≥.

Tendencias Ahora