Notas
Capit√°n del barco surcoreano dice estar “profundamente avergonzado” tras arrancar primero
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Bajo el escrutinio p√ļblico se encuentra Lee Joon-seok, el comandante del barco surcoreano ‘Sewol’, que la noche del martes (tiempo de Chile) comenz√≥ a hundirse con 475 personas en la costa sureste del pa√≠s.

Joon-seok está actualmente siendo apuntado por los medios y las autoridades, luego que se conociera que fue el primero en escapar de la nave, aun cuando existe una ley que le prohíbe hacerlo sin antes salvaguardar a los pasajeros.

Producto de ello, la Guardia Costera llam√≥ a declarar al hombre de 69 a√Īos, quien ya lo hizo previamente como testigo.

Seg√ļn informa el medio local KBS, Lee orden√≥ a los miembros de la tripulaci√≥n evacuar la nave cerca de nueve minutos antes de emitir la se√Īal de emergencia a las autoridades, sin embargo el grupo a√ļn se encontraba repitiendo que los pasajeros se mantuvieran en sus piezas.

“Esperamos entre 30 y 40 minutos”, cont√≥ un estudiante que sobrevivi√≥ a la tragedia. “Despu√©s [el barco] se inclin√≥ y todo el mundo se puso a gritar y a intentar salir de all√≠ desesperadamente”.

Con el rostro tapado, el jefe del transbordador expres√≥ escuetamente su sentimiento con lo ocurrido. “Lo siento mucho por los pasajeros y los familiares de los desaparecidos (…). Estoy profundamente avergonzado. No s√© qu√© decir”, coment√≥, previo a ser nuevamente interrogado.

El ‘Sewol’, un barco de 6.825 toneladas, se hundi√≥ a unos 20 km de la costa sur del pa√≠s, en una zona mar√≠tima sembrada de islas. S√≥lo su quilla emerg√≠a fuera del agua, mostraban televisoras locales.

Las causas del accidente siguen sin conocerse pero testimonios de pasajeros dan a entender que el ferry tocó el fondo del mar, en lo que podría haberse originado tras una brusca maniobra de la que también es investigado el capitán.

A bordo de la nave iban en su mayor√≠a estudiantes de un colegio al sur de Se√ļl, quienes realizaban un viaje escolar a la isla de Jeju, una de las mayores atracciones tur√≠sticas de Corea del Sur, llamada “el Hawai surcoreano”.

En la isla de Jindo, cercana al lugar del naufragio, los familiares de los pasajeros fueron acogidos en un gimnasio donde se oían gritos de desesperación y cólera.

“Mi hija est√° all√≠, en alguna parte, en el mar fr√≠o. Por favor, ay√ļdenla”, suplicaba Park Yu-Shin.

La magnitud del drama ha causado estupefacción en Corea del Sur, un país rico y moderno que pensaba que este tipo de catástrofes eran cosa del pasado, asegura la agencia AFP.

El accidente se convertiría en el más cruel de la historia, si se confirma que muchas de las víctimas son adolescentes.

Hasta ahora se han confirmado 20 personas fallecidas y 276 desaparecidos, cifra que constantemente varía al paso de las horas.

Tendencias Ahora