Notas
Pol√©mica por singular estatua de “Jes√ļs desamparado” en barrio lujoso de Estados Unidos
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Alej√°ndose de la t√≠pica imagen del Jes√ļs crucificado o con las manos al cielo, la iglesia Episcopal de St. Alban en Carolina del Norte (Estados Unidos) decidi√≥ instalar una singular estatua de Cristo en un parque cercano.

De acuerdo al sitio oficial de la red de medios estadounidenses National Public Radio (NPR), se trata de una figura tama√Īo real que representa a Jes√ļs como un vagabundo durmiendo en un banco de la plaza, ubicada en medio de un barrio de lujo rodeado de casas de clase alta.

La escultura muestra a un hombre acurrucado cubierto por una manta, cuyas heridas de la crucifixi√≥n en los pies son lo √ļnico que evidencian que es Jesucristo.

La polémica

Mientras algunos felicitaron la iniciativa, otros no se mostraron tan contentos.

David Boraks, editor de DavidsonNews.net, asegura que “una mujer del vecindario llam√≥ a la polic√≠a la primera vez que pas√≥ por ah√≠. Ella pens√≥ que de verdad era una persona sin hogar”.

Asimismo, cuenta que “otro vecino, que vive a un poco m√°s abajo de la iglesia, nos escribi√≥ una carta al director diciendo que le asusta”.

De hecho, algunos residentes han afirmado que la estatua es una representación insultante del Hijo de Dios, y que el hecho de que parezca un vagabundo real durmiendo en un banco degrada el barrio.

Cabe destacar que la escultura de bronce tuvo un costo de 22.000 d√≥lares (12 millones de pesos) y fue adquirida en memoria de una feligr√©s llamada Kate McIntyre, quien era amante del arte p√ļblico.

El reverendo David Buck (25), encargado de la iglesia, se refiri√≥ a la controversia y se√Īal√≥ que la estatua “le da autenticidad” a la capilla.

“Esta es una iglesia relativamente acomodada, para ser honesto, y necesitamos que se nos recuerde a nosotros mismos que nuestra fe se expresa en la preocupaci√≥n activa por los marginados de la sociedad”, afirm√≥.

Buck agreg√≥ que esta figura es una buena lecci√≥n para los acostumbrados a ver a Jes√ļs representado en el arte religioso tradicional como el Cristo de la gloria, en un trono y con las mejores ornamentas.

“Creemos que esa es la clase de vida que Jes√ļs ten√≠a. √Čl fue, en esencia, una persona sin hogar”, expres√≥.

El creador de esta obra es el escultor canadiense y devoto cat√≥lico, Timoteo Schmalz, quien se√Īal√≥ a NPR que entiende que su “Jes√ļs de los Desamparados” puede ser controversial.

“Eso es b√°sicamente lo que la escultura tiene que hacer. Es la intenci√≥n de desafiar a la gente”, indic√≥ y cont√≥ tambi√©n que ofreci√≥ estatuas similares a la catedral de St. Michael en Toronto y la catedral de San Patricio en Nueva York, pero ambos la rechazaron.

Pese a las cr√≠ticas, el sacerdote Buck se√Īala que el “Jes√ļs desamparado” tiene m√°s seguidores que detractores y que es com√ļn ver gente que se sienta en el banco, pone su mano sobre los pies de la escultura y ora.

Tendencias Ahora