Notas
El misterioso florecimiento precoz de un cerezo en Japón tras haber viajado al espacio
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Boquiabiertos. Así se han quedado en Japón los monjes budistas y los científicos que cuidan un cerezo procedente del espacio cuando vieron lo rápido que crecía y florecía.

El √°rbol, de tan s√≥lo cuatro a√Īos, floreci√≥ en abril, seis a√Īos antes de lo previsto. No es un √°rbol cualquiera, sino que procede de un hueso que protagoniz√≥ una odisea espacial.

Hace unos a√Īos fue seleccionado junto con otras semillas para ser enviados en 2008 a la Estaci√≥n Espacial Internacional (ISS) y tra√≠dos a la Tierra ocho meses despu√©s, tras haber dado 4.100 vueltas al planeta.

“¬°No nos lo podemos creer! ¬°Ha crecido tan r√°pido!”, exclam√≥ Masahiro Kajita, sacerdote del templo Ganjoji de la prefectura de Gifu (centro de Jap√≥n).

El hueso proviene de un cerezo mimado por los monjes desde hace generaciones y que, seg√ļn la leyenda, tendr√≠a nada menos que 1.250 a√Īos.

“Es la primera vez que un hueso de un cerezo venerable germina y crece tan bien. Estamos muy felices porque el nuevo √°rbol le va a suceder”, coment√≥ entusiasmado el sacerdote a la AFP.

La exposición a los rayos cósmicos

En cuatro a√Īos, “el cerezo espacial” del templo Ganjoji ya ha alcanzado los cuatro metros de alto y ha dado nueve flores de cinco p√©talos cada una. Toda una haza√Īa puesto que su pariente, el √°rbol “milenario”, no tiene m√°s que treinta.

A su vuelta del espacio, algunas semillas fueron disecadas en laboratorio pero otras volvieron a su lugar de nacimiento para ser plantadas.

“Era un proyecto educativo para que los ni√Īos juntaran los huesos y aprendieran a plantarlos”, recuerda Miho Tomioka, una responsable del proyecto. “Pero cre√≠amos que los √°rboles tardar√≠an unos diez a√Īos en florecer, cuando los ni√Īos ya fueran adultos”.

Una investigadora asociada al proyecto, Kaori Tomita-Yokotani, de la universidad de Tsukuba, se ha quedado atónita ante la maduración supersónica.

“Podr√≠a ser una consecuencia de la exposici√≥n del hueso a los rayos c√≥smicos”, adelant√≥ como hip√≥tesis. La polinizaci√≥n del cerezo por otras especies que florecen antes tambi√©n podr√≠a explicar el fen√≥meno, a√Īadi√≥.

“Desde un punto de vista cient√≠fico, actualmente no sabemos” por qu√© este joven cerezo est√° tan adelantado para su edad, admiti√≥ sin embargo.

En Japón, los cerezos en flor, con sus bonitos pétalos rosas, anuncian la llegada de la primavera con un espectáculo floral que hace que muchos sientan predilección por este árbol.

Tendencias Ahora