Notas
¬ŅEstamos llegando al ojo del hurac√°n de nuestro tiempo?
Publicado por: Ruperto Concha
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Durante siglos, much√≠simos pensadores han considerado que en la Historia de la Humanidad, lo mismo que en los fen√≥menos de la naturaleza, los hechos se producen en ciclos. Es lo que han llamado ‚ÄúEl Eterno retorno‚ÄĚ.

Por supuesto, el tiempo lo percibimos en curvas cerradas. Los giros de la tierra en torno de su eje, marcan los d√≠as y las horas, y los giros de la tierra en torno del sol marcan los a√Īos y las estaciones. Pero la repetici√≥n de esos c√≠rculos no implica que los hechos de la realidad se repitan tambi√©n. M√°s bien es como si los c√≠rculos fuesen como las ruedas de un veh√≠culo sobre un camino. Los giros se repiten, pero el veh√≠culo se mueve y en cada vuelta la rueda no vuelve a tocar lo mismo que hab√≠a tocado antes.

O sea, aunque haya un eterno retorno, lo que retorna es un concepto abstracto.

Sin embargo, el eterno retorno se nos aparece bien claro en la sucesión de las siembras y las cosechas, en los nacimientos y las muertes, en fin, y, por supuesto, en la repetición cíclica de los errores y las estupideces de los gobernantes, que jalonan una y otra vez la Historia de la Humanidad.

Pero esas repeticiones hist√≥ricas no son un ‚Äúeterno retorno‚ÄĚ. No. Simplemente se trata de que las fallas se repiten y se repetir√°n, una y otra vez, mientras no seamos capaces de comprender sus causas y corregirlas.

Escucha la crónica completa de Ruperto Concha a continuación:

Tendencias Ahora