Notas
Cómo no tener horarios fijos para acostarse podría afectar a tus hijos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los ni√Īos que se van a la cama a horas irregulares corren un mayor riesgo de enfrentar problemas de desarrollo y comportamiento, seg√ļn una investigaci√≥n brit√°nica publicada este lunes en la revista estadounidense Pediatrics.

“No tener horarios fijos para acostarse crea un estado f√≠sico y mental en los ni√Īos similares al del desfase horario (…), lo que es nefasto para el desarrollo sano y el funcionamiento cotidiano”, explica el profesor Yvonne Kelly, epidemi√≥logo de la Universidad College London (UCL) y principal autor del estudio.

Seg√ļn los investigadores, la irregularidad de los horarios al acostarse puede perturbar los ciclos naturales del organismo y provocar un falta de sue√Īo que pone en riesgo el desarrollo del cerebro y la capacidad de controlar ciertos comportamientos.

“Sabemos que los primeros a√Īos de desarrollo del peque√Īo tienen una profunda influencia en la salud y su bienestar durante toda su vida”, recuerda Kelly. “Las perturbaciones del sue√Īo, sobre todo si se producen en momentos clave del desarrollo, pueden tener importantes consecuencias en la salud durante toda la vida”, a√Īade.

Los autores analizaron datos sobre los h√°bitos de sue√Īo de m√°s de 10.000 peque√Īos en Reino Unido de tres, cinco y siete a√Īos, as√≠ como investigaron su comportamiento a trav√©s de informaciones facilitadas por madres y profesores.

El estudio estableci√≥ un v√≠nculo cl√≠nico y estad√≠stico muy claro entre horarios irregulares para acostarse y los problemas de los peque√Īos, resultado del cambio en sus ritmos circadianos, debidos a que la falta de sue√Īo afecta el desarrollo del cerebro.

Los horarios irregulares para acostarse eran m√°s frecuentes en el grupo de ni√Īos de tres a√Īos, en el que uno de cada cinco se iba a la cama a horas variables cada d√≠a.

Sin embargo a los 7 a√Īos la mitad de los menores que participaron en el estudio se acostaban regularmente entre las 19:30 y 20:30 horas.

Los ni√Īos con horarios m√°s irregulares o que iban a la cama despu√©s de las 21:00 horas proven√≠an en la mayor parte de los casos de familias socialmente desfavorecidas, un factor que fue tomado en cuenta en la investigaci√≥n, se√Īalan los cient√≠ficos.

“Parece que los efectos nefastos de los h√°bitos irregulares para irse a la cama son reversibles”, explica sin embargo el profesor Kelly, que preconiza que los pediatras y otro personal m√©dico controlen los problemas de sue√Īo irregular en el marco de ex√°menes rutinarios.

Tendencias Ahora