Notas
EEUU congela gran parte de su ayuda militar a Egipto
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estados Unidos congeló oficialmente parte de su ayuda a Egipto, al que no entregará helicópteros de ataque, cazadores y misiles, en represalia por la represión de partidarios del presidente derrocado Mohamed Mursi.

El “rec√°lculo” de la ayuda estadounidense, 1.500 millones de d√≥lares, de los cuales 1.300 millones corresponden a la ayuda militar anual, pasa porque no suministrar√° material b√©lico pesado ni dar√° ayuda financiera al gobierno “a la espera de un progreso cre√≠ble hacia un gobierno c√≠vico inclusivo, democr√°ticamente electo y elecciones justas”, se√Īal√≥ la portavoz del Departamento de Estado Jennifer Psaki en un comunicado.

Entre los equipos que no serán entregados al ejército egipcio figuran helicópteros Apache, cazas F-16, misiles Harpoon y partes de tanques de asalto M1/A1 Abrams, precisaron funcionarios.

La congelaci√≥n no necesariamente ha de tener car√°cter permanente, subrayaron los funcionarios, quienes no dieron cifras precisas sobre el monto de la ayuda congelada y se limitaron a decir que el armamento estaba valorado en “cientos de millones de d√≥lares en asistencia”.

Estados Unidos, sin embargo, seguir√° ayudando a “vigilar las fronteras de Egipto”, a luchar contra el terrorismo y a garantizar la seguridad de la pen√≠nsula del Sina√≠, dijo Psaki. Washington continuar√° con la entrega “de piezas para equipos originales estadounidenses, as√≠ como sus formaciones militares o educativas”, dijo.

Desde la destituci√≥n del presidente Mohamed Mursi el 3 de julio y de la represi√≥n que le sigui√≥, el gobierno del presidente Barack Obama est√° bajo presi√≥n para reducir la ayuda enviada cada a√Īo a El Cairo.

A mediados de agosto Washington anuló ejercicios militares conjuntos con Egipto y ha postergado la entrega de cuatro aviones de combate F-16 al ejército de ese país.

Estados Unidos nunca calific√≥ el derrocamiento de Mursi de “golpe de Estado” -lo que le habr√≠a obligado legalmente a poner fin a su ayuda- pero conden√≥ la represi√≥n “lamentable”, inst√≥ a levantar el estado de emergencia y reclam√≥ elecciones democr√°ticas en 2014.

De hecho, Washington había dejado de suministrar armas pesadas a Egipto desde el 3 de julio.

“Servir a nuestros mejores intereses”

A pesar de la congelaci√≥n de la ayuda, el departamento de Estado subray√≥ que Estados Unidos “ha decidido continuar su relaci√≥n con el gobierno egipcio, aunque volviendo a calibrar (la) ayuda a Egipto para servir a nuestros mejores intereses”.

“Creemos que la alianza entre Estados Unidos y Egipto ser√° m√°s fuerte cuando Egipto est√© representado por un gobierno civil, elegido democr√°ticamente y abierto a todos, sobre la base del estado de derecho”, afirm√≥ Psaki en el comunicado.

“Continuaremos examinando a intervalos regulares las decisiones tomadas sobre nuestro apoyo, y continuaremos trabajando con el gobierno interino para avanzar hacia nuestros objetivos comunes”, a√Īadi√≥.

Esta decisi√≥n fue presentada por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, al general Abdel Fatah al Sisi, el hombre fuerte de Egipto desde la destituci√≥n de Mohamed Mursi, durante una llamada telef√≥nica de unos cuarenta minutos, descrita por funcionarios como “muy amable”.

Estados Unidos ha proporcionado miles de millones de dólares en ayuda a Egipto desde que el país firmó en 1979 un acuerdo de paz con Israel, una manera de garantizar el cumplimiento del tratado pero también de garantizarse un acceso prioritario al Canal de Suez y la cooperación egipcia en la lucha antiterrorista.

“Poner fin a esta relaci√≥n no ser√≠a bueno para los egipcios”, consider√≥ previamente Psaki.

Desde el derrocamiento de Mursi, las autoridades impuestas por los militares lanzaron una implacable represión contra los Hermanos Musulmanes, que alcanzó su máxima violencia el 14 de agosto, cuando el ejército y la policía dispersaron de forma sangrienta dos campamentos de partidarios de Mursi.

Desde mediados de agosto, más de un millar de personas han muerto y más de 2.000 islamistas han sido detenidos, entre los cuales casi todos los líderes de los Hermanos Musulmanes.

Tendencias Ahora