Notas
Monstruosidades del ardiente verano europeo
Publicado por: Oscar Vega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Como siempre, los protectores solares, caros , muy caros o baratos, son los reyes del negocio veraniego europeo. El sol cada d√≠a m√°s agresivo, conlleva elevados √≠ndices de radiaci√≥n. El da√Īo a la piel (c√°ncer) es algo m√°s que probable. Para remate, he aqu√≠ que viene un qu√≠mico y me sopla al o√≠do algo que no se publica en peri√≥dicos porque, una vez m√°s, pondr√≠a en entredicho a la poderosa industria, los laboratorios.

Con los excesos de calor, al final, las tantas cremas que se aplican los ba√Īistas, van a parar a las aguas marinas. Y ah√≠ entran en juego unas microsc√≥picas e invisibles bacterias que asimilan esos menjunjes. Bacterias que luego se instalan en la piel de los nadadores con una retah√≠la de dolores y picores surtidos. Concurridas playas portuguesas, cercanas a Lisboa, por ejemplo Carcavelos, o en la costa de Caparica, sufren la pesadilla.

En Espa√Īa, pese a interminables esc√°ndalos p√ļblicos, la ola de turistas y de plagas no cesa. Por playas del Mediterr√°neo abundan las peligrosas medusas: celent√©reo de cuerpo gelatinoso y provisto de tent√°culos. Son hermafroditas, se reproducen como condenadas, pican a destajo, causan inflamaciones.

Son ejemplos incompletos de la miseria ambiental. Playas sucias, con visitantes sucios y descuidados. Aguas contaminadas. Toneladas de medicamentos, moléculas en desuso, que tragan los peces. O plástico devastando la fauna marina, que lo engulle y que vuelve a nuestras mesas por esas maravillas desdichas de la cadena trófica, la nutrición.

En Bulgaria, pa√≠s de un mill√≥n 700 mil habitantes, el m√°s pobret√≥n de la Uni√≥n Europea, los ciudadanos est√°n con el agua al cuello, indignados con tanta corrupci√≥n y un sistema judicial inoperante. Los b√ļlgaros en Sof√≠a, la capital, han cumplido, hasta el despacho de estas l√≠neas, 40 d√≠as rodeando y asediando el Parlamento, cueva de Al√≠ Bab√° y los cuarenta ladrones.

Plamen Oresharski, jefe del Gobierno, llegó al poder con votos socialistas y de una minoría turca, pero no ha sido capaz de atajar una crisis nacional en tres planos: política, económica y moral.

En Espa√Īa pasa lo mismo. La corrupci√≥n empapa y desborda a la derecha gobernante. Los documentos est√°n a la vista. ¬ŅY cu√°l es la reacci√≥n? Playas, veraneo, jam√≥n ib√©rico, cenas reales a todo lujo (en Rabat), yates para los paniaguados. Los altos √≠ndices de cesant√≠a se mueven poco. A prop√≥sito, cabe recordar que, hoy por hoy, en toda Europa hay 26 millones de j√≥venes sin ma√Īana, cesantes.

Se buscan asesinos, torturadores y c√≥mplices. ‚ÄúUn comportamiento inhumano no deber√≠a quedar jam√°s impune. Se trata de hacer justicia y la justicia no tiene fecha de caducidad‚ÄĚ. ¬ŅEstamos en Chile? No. Jam√°s. Estamos en Berl√≠n, y √©sas son palabras del presidente del Consejo Central de Jud√≠os Alemanes, Dieter Graumann. En la capital germana, en Colonia y Hamburgo, se desarrolla una operaci√≥n a fondo para buscar y detener a viejos nazis a√ļn impunes. O sea, a los que pasaron (y siguen pasando) colados pese a sus graves fechor√≠as durante esa espantosa etapa, la de campos de concentraci√≥n y hornos crematorios.

‚ÄúTarde, pero no demasiado tarde‚ÄĚ, dicen los carteles que llaman a la poblaci√≥n a colaborar. Se calcula que a√ļn quedan respirando entre 60 y 120 criminales. Pese a tener 90 o m√°s a√Īos y a los achaques propios de la edad, siguen bien cuidados, resguardados, muy priscos.
Hace 68 a√Īos termin√≥ la II Guerra Mundial: Europa destrozada, 60 millones de cad√°veres. En la Alemania de hoy, los cr√≠menes nazis no prescriben.

El Centro Sim√≥n-Wiesenthal que impulsa la cacer√≠a, informa: todav√≠a siguen escondidos chacales que trabajaron en los pavorosos escuadrones de la muerte. Eran unos seis mil. El dos por ciento a√ļn sigue con vida. La campa√Īa se extender√° a Polonia, Rumania, Hungr√≠a, Croacia, Lituania, Estonia y Letonia. Incluso hay recompensa para qui√©n ofrezca una informaci√≥n responsable: 25 mil euros.

Suman y siguen los predicadores del Islam que demonizan a las mujeres. El √ļltimo sujeto, un estudioso del Cor√°n, Malik Ibn Benaisa, habl√≥ en Melilla un discutido puerto con soberan√≠a espa√Īola, en la costa septentrional de Marruecos. En una mezquita y durante el ayuno del Ramad√°n afirm√≥ que si una mujer usa perfumes y tacones aguja, es una fornicadora. Ellas, explic√≥, no pueden llevar cara y manos descubiertas y deben usar un pa√Īuelo para taparse el pecho. ¬ŅEdad Media? No, julio del 2013.

Y otra perla de religión y ciencia enfrentadas. Es en Holanda donde creyentes y practicantes calvinistas, unos 600 mil, habitan el llamado Cinturón Bíblico que cruza el país. Cuestionan dogmas con otros dogmas. Vienen de los tiempos de Juan Calvino, (1509-1564), un francés que le hizo la cruz y se enfrentó a la poderosa y ya por entonces corrompida Iglesia Católica Apostólica Romana.

En ese ‚Äúcintur√≥n‚ÄĚ geogr√°fico holand√©s ha surgido una epidemia de sarampi√≥n. Hay unos 500 ni√Īos afectados, aunque los servicios de salud calculan que la cifra podr√≠a ser diez veces mayor.

El Estado est√° obligado a proteger a los ni√Īos. Los calvinistas, porfiados como mulas, se oponen. Los vir√≥logos, alarmados, han dispuesto inocular a 600 guaguas entre 6 y 14 meses. La vacuna regalada es √ļtil, adem√°s para sarampi√≥n, rubeola y paperas.

Pol√≠ticos y predicadores int√©rpretes de Dios est√°n en pleno combate. No a la vacuna, ‚Äúnada hay por encima de la Biblia‚ÄĚ, dicen los creyentes. Un historiador, Hans van der Jagt, escribi√≥ en el peri√≥dico Volkskrant: ‚Äúestamos ante un grupo marginal y ego√≠sta de ortodoxos protestantes‚ÄĚ.

El predicador Arnold Huijgen se quej√≥ ‚Äúpor la falta de respeto del Estado y sus intromisiones en las libertades ciudadanas‚ÄĚ. Y los m√©dicos tiritan por lo que pueda pasarle a ni√Īos enfermos. La epidemia podr√≠a crecer y joder al resto del pa√≠s.

Oscar ‚ÄúEl Monstruo‚ÄĚ Vega
Periodista, escritor, corresponsal, reportero, editor, director e incluso repartidor de periódicos.
Se inici√≥ en El Sur y La Discusi√≥n, para continuar en La Naci√≥n, Fortin Mapocho, La √Čpoca, Ercilla y Cauce.
Actualmente reside en Portugal.

URL CORTA: http://rbb.cl/58hn
Tendencias Ahora