Notas
Las pinturas psíquicas de Víctor Mahana llegan al Museo Nacional de Bellas Artes
Publicado por: Cesar Acosta
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúCuando despert√© no hab√≠a nadie‚ÄĚ es el nombre de la exposici√≥n de V√≠ctor Mahana que, a partir del 12 de julio, se puede ver en la Sala Chile del Museo Nacional de Bellas Artes. Esta muestra marca la presencia de uno de los artistas m√°s j√≥venes en exponer en el Museo, as√≠ como un cambio sustancial en la producci√≥n del pintor.

La pintura figurativa de V√≠ctor Mahana (1977) suele representar espacios reconocibles para todos, pero dotados de un silencio enigm√°tico: rincones arquitect√≥nicos con muros, pasillos o ventanas que ‚Äďen medio de un completo vac√≠o‚Äď encuadran visiones de naturalezas exuberantes. Las trece obras que forman parte de esta muestra presentan escenas m√°s abiertas; de gran formato, colorido y simbolismo, proponen un viaje m√≠stico, un universo paralelo que lleva consigo tambi√©n una cr√≠tica al sistema imperante.

‚ÄúHay un abandono de la fotograf√≠a y el fotorrealismo por una pintura de memoria, ps√≠quica, m√°s visceral, que busca humanizar el sistema, recuperar el aura. Salir de la foto fue dar un paso desde la imagen generada por un ente mec√°nico a una creada org√°nicamente con los propios ojos, con las propias limitaciones f√≠sicas, con los particulares gestos. Aparecen entonces lugares mentales, paisajes espirituales; lo representado transporta al espectador hacia nuevos mundos, como portales que nos llevan hacia el otro lado del espejo. Es una intenci√≥n de materializar lo invisible, lo que define primordialmente el acto de pintar‚ÄĚ, asegura Mahana, quien trabaj√≥ en constante di√°logo con la curadora Carolina Castro.

‚ÄúEl artista se erige en fabricante de mundos, de im√°genes, de objetos, de historias y de situaciones; incluso en creador del tiempo y del espacio y, en ciertas ocasiones, de la nada y lo inminente‚ÄĚ, dice la experta chilena residente en Espa√Īa.

‚ÄúSu registro extiende nuestros horizontes, permiti√©ndonos ver m√°s all√° de lo material y expandir nuestra conciencia. Es una invitaci√≥n a imaginar nuevos universos, a cada uno de los cuales es usted, el observador, el que le otorga vida‚ÄĚ, agrega Mario Hamuy (P.h.D. Astronomy: The University of Arizona, 2001) en la publicaci√≥n que acompa√Īa la muestra.

Para presentar ‚ÄúCuando despert√© no hab√≠a nadie‚ÄĚ en el Museo Nacional de Bellas Artes, V√≠ctor Mahana se prepar√≥ durante dos a√Īos a trav√©s de un proceso que implic√≥ tanto la investigaci√≥n conceptual y visual, como la liberaci√≥n de la propia psiquis. La construcci√≥n de la imagen incluy√≥ bocetos, estudios e investigaciones tem√°ticas, dando paso ‚Äúa la realizaci√≥n de las pinturas bajo una grilla matem√°tica, un dibujo esquem√°tico, una planificaci√≥n por capas sucesivas, una selecci√≥n de paleta de colores‚ÄĚ, detalla el artista.

Junto a la experimentación con nuevos pigmentos y técnicas pictóricas contemporáneas que rescatan la tradición de antiguos maestros, hay un modo de pintar muy meditado que guarda referencias a pintores universales, como Pieter Brueghel, William Turner y Henry Rousseau, así como a los japoneses Katsushika Hokusai y Utagawa Hiroshige.

Mahana logra as√≠ lugares nunca antes vistos y que, sin embargo, resultan familiares: tal vez han sido percibidos en sue√Īos o bien representen arquetipos universales. La monta√Īa, el puente, el bosque, el muro, los caminos y la torre son algunos de esos iconos que en sus pinturas transmutan en s√≠mbolos atemporales con una cr√≠tica pol√≠tico-social impl√≠cita. El volc√°n, por ejemplo, rememora el cord√≥n del Caulle, que hizo erupci√≥n recientemente en la Regi√≥n de Los R√≠os; el puente es una serpiente que atraviesa el infinito del mar, recortando el paisaje entre naturaleza e industria, vida y muerte; los √°rboles del bosque son elementos humanizados y aprisionados por un muro que apela tambi√©n a la situaci√≥n de Gaza en Palestina; y la torre recuerda al edificio Alto R√≠o, que cay√≥ en Concepci√≥n en el terremoto de 2010.

El sentido de esta √ļltima cat√°strofe aparece varias veces durante la muestra; hay una energ√≠a tel√ļrica y el derrumbe del modelo es uno de los temas transversales, proceso que el autor descubre en la situaci√≥n de desigualdad, en la crisis medioambiental, en el cambio clim√°tico y en hechos como la ca√≠da de las torres gemelas. Para el artista, el terremoto evidenci√≥ las fisuras del sistema neoliberal.

SOBRE EL ARTISTA

V√≠ctor Mahana (1977) es licenciado en Arte de la Pontifica Universidad Cat√≥lica, pintor, grabador e ilustrador. Desde 1999 ha realizado m√°s de 55 exposiciones tanto en Chile como en Estados Unidos y B√©lgica: 10 individuales y 45 colectivas, destacando ‚ÄúRandom Mode‚ÄĚ (2006, Galer√≠a del Consulado Chileno en Nueva York, Estados Unidos); ‚ÄúSurreal! The Fantastic in Chile Today‚ÄĚ de la serie ‚ÄúPainting Now: Contemporary Chilean Art‚ÄĚ (2006, Embajada Chilena en Washington D.C, Estados Unidos); y Feria de Arte Lineart de Gent, B√©gica (2008, Galer√≠a Abbeloos11).

 Víctor Mahana

Víctor Mahana

Tendencias Ahora