Notas
Los hechos bíblicos que marcan el inicio de Semana Santa
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Semana Santa es sin√≥nimo de descanso, compartir en familia, e incluso viajes. Pero ¬ŅQu√© conmemoramos este fin de semana largo? ¬ŅQu√© hechos ocurridos hace m√°s de 2 mil a√Īos son los que dieron origen a esta tradici√≥n?

A pesar de que existen teor√≠as que vinculan la “Pascua” con h√°bitos paganos o hebreos tan o m√°s antiguos que el catolicismo, no puede negarse que en nuestro pa√≠s estos d√≠as toman importancia por razones cat√≥licas.

La semana santa es un período sagrado de la religión cristiana, quizás el momento álgido de la actividad de la Iglesia, que recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Se rememoran los √ļltimos d√≠as del hijo de Dios, desde su entrada a Jerusal√©n hasta aquel momento en que abandona, resucitado, la cueva en que dejaron su cuerpo.

Días Santos

Todo comienza el Domingo de Ramos en que Jes√ļs entra a la ciudad sagrada. El evangelio de San Marcos lo cuenta as√≠: “Y trajeron el burro a Jes√ļs, y echaron sobre √©l sus mantos, y se sent√≥ sobre √©l. Tambi√©n muchos tend√≠an sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los √°rboles, y las tend√≠an por el camino. Y los que iban delante y los que ven√≠an detr√°s daban voces, diciendo: ¬°Hosanna! ¬°Bendito el que viene en el nombre del Se√Īor!…”.

Es por ello que en la misa de aquel domingo se bendicen ramos y se llevan a las casas de los fieles, como un signo de aclamación a Cristo.

El Lunes Santo se conmemora la visita de Jes√ļs a la casa de L√°zaro, aquel a quien hab√≠a resucitado de entre los muertos, “… All√≠ le ofrecieron una cena; Marta serv√≠a, y L√°zaro era uno de los que estaban con √©l a la mesa. Mar√≠a tom√≥ una fibra de perfume de nardo, aut√©ntico y costoso, le ungi√≥ a Jes√ļs los pies y se los enjug√≥ con su cabellera. Y la casa se llen√≥ de la fragancia del perfume…”.

El martes comienza a ser le√≠do el pasaje que recuerda la √öltima Cena, aquella en que Jes√ļs comparte su cuerpo y sangre y anuncia que uno de sus ap√≥stoles lo traicionar√° y otro lo negar√°, “¬ŅCon que dar√°s tu vida por m√≠? Te aseguro que no cantar√° el gallo antes que me hayas negado tres veces”, dijo Jes√ļs al disc√≠pulo que quer√≠a seguirlo a donde no pod√≠a.

El Mi√©rcoles Santo se enfoca en el evangelio de San Mateo y la traici√≥n de Judas, “El que ha mojado en la misma fuente que yo, √©se me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como est√° escrito de √©l; pero, ¬°ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; m√°s le valdr√≠a no haber nacido”, se√Īala la biblia.

El jueves se recuerda la √öltima Cena, esta vez enfocado al lavado de pies que ahora realizan los sacerdotes, imitando aquel gesto de Jesucristo. “¬ŅComprend√©is lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llam√°is ‘el Maestro’ y ‘el Se√Īor’, y dec√≠s bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Se√Īor, os he lavado los pies, tambi√©n vosotros deb√©is lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros tambi√©n lo hag√°is”.

El d√≠a viernes Jes√ļs muere en la Cruz y se conmemora su Pasi√≥n. Por ello en nuestras calles suelen verse los V√≠a Crucis que recuerdan las estaciones o momentos m√°s significativos del camino de la cruz. Por el luto que envuelve este d√≠a, no se celebra misa, tampoco se hace al pr√≥ximo d√≠a. Adem√°s, se comienza el ayuno.

El s√°bado es de vigilia, se espera la resurrecci√≥n del Se√Īor. Es el d√≠a en que se recuerda su sepultura y de su descenso al lugar de los muertos, para liberarlos.

Finalmente llega el domingo, el D√≠a de la Resurrecci√≥n, donde termina el sufrimiento para celebrar el retorno de Jes√ļs. Este hecho es el fundamento de la fe cristiana.

No está demás recordar a qué debemos estos días de descanso, recordar que la posibilidad de estar en familia y celebrar sanas costumbres se funda en los hechos más importantes de la religión cristiana, ya que junto a la resurrección se celebra también la derrota del pecado y la muerte, se celebra la esperanza.

Tendencias Ahora