Notas
La sorpresa del portero jesuita al recibir una llamada telefónica del Papa
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una notable sorpresa se llev√≥ durante la jornada del viernes el portero de la casa de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs en Roma, un joven jesuita que vivi√≥ una experiencia inusual.

Eran pasadas las 10:00 de la ma√Īana cuando son√≥ el tel√©fono de la casa central jesuita, llamado al cual acudi√≥ un joven portero que, obviamente, no esperaba recibir tal mensaje.

“Buenos d√≠as, soy el Papa Francisco, quisiera hablar con el Padre General”, palabras que descolocaron al novato que, por un momento estuvo a punto de responderle “Y yo soy Napole√≥n”, seg√ļn consigna la carta del Padre Claudio Barriga s.j., enviada por email a las comunidades jesuitas del mundo y citada en Aciprensa.

El portero se contuvo y finalmente respondi√≥: ¬ŅDe parte de qui√©n?, s√≥lo para recibir un “No, de verdad, soy el Papa Francisco, ¬Ņy usted c√≥mo se llama?”, frase que dej√≥ at√≥nito al joven que con voz temblorosa continu√≥ la conversaci√≥n.

Tras esto indicó que su nombre era Andrés y admitió estar nervioso al darse cuenta de su error, pero el Papa lo tranquilizó y le pidió comunicarse con el Padre Superior de los Jesuitas, Adolfo Nicolás.

En ese intertanto se produjo otra conversación con el hermano Afonso, secretario privado del Padre Adolfo Nicolás, con quien bromeo en el camino a la oficina del Superior.

“¬°Santo Padre, felicidades por su elecci√≥n, aqu√≠ estamos todos contentos por su nombramiento, estamos rezando mucho por usted!‚Äô”, le dijo el religioso, ante lo que el Papa respondi√≥ en tono de broma “¬ŅRezando para que yo vaya para adelante o para atr√°s?”.

Finalmente el nuevo cabeza de la Iglesia Católica fue comunicado con el superior Jesuíta, a quien agradeció su carta de felicitaciones por el reciente nombramiento en el puesto antes ocupado por Benedicto XVI.

Tendencias Ahora