Notas
Conmoci√≥n genera estricto plan de dieta de ni√Īa de 7 a√Īos publicado en Internet
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En un mundo donde los c√°nones de belleza se han distorsionado, y en el que la publicidad suele promocionar sus productos con las modelos m√°s atractivas y esbeltas, no es raro que los ni√Īos sue√Īen con verse como ‚Äúlos chicos de la tele‚ÄĚ.

Muchas veces, no obstante, se pasa por alto que la lucha por conseguir el sobrevalorado ‚Äúcuerpo perfecto‚ÄĚ lleva a los menores a someterse a duras dietas, y en el peor de los casos, a caer en des√≥rdenes alimenticios como la bulimia y la anorexia.

En este contexto, no deja de llamar la atenci√≥n que a corta edad las peque√Īas ya se preocupen de su f√≠sico, y quieran mantener la l√≠nea a como d√© lugar.

As√≠ fue el caso de la hija de Amy Cheney, una escritora australiana y madre de tres ni√Īos, quien con horror descubri√≥ el dr√°stico plan de dieta de su hija de 7 a√Īos, junto a un par de mu√Īecas Polly Pocket y brazaletes de la amistad.

Seg√ļn una imagen subida al sitio Mamamia.com por la propia madre, en la dieta escrita en una hoja de papel -con faltas de ortograf√≠a, demostrando cu√°n peque√Īa es la ni√Īa- se pueden leer las restringidas comidas que la menor pod√≠a ingerir: apenas dos yogures, tres manzanas, una pera y dos kiwis al d√≠a, lo que en conjunto no supera las 580 calor√≠as.

Adem√°s de la dieta, la ni√Īa deb√≠a seguir una rutina de ejercicios que estipulaba flexiones de brazos, 16 saltos tipo estrella 2 veces al d√≠a y andar en su bicicleta 3 veces diarias.

Tras descubrir el papel la madre declar√≥ que se sinti√≥ enferma, ‚Äúf√≠sicamente enferma. Como si alguien me hubiera sacado el aire de mi pecho‚ÄĚ, agregando que su hija hab√≠a aprendido c√≥mo hacer dieta gracias a los consejos de una amiga de su edad.

Al cabo de un tiempo, la ni√Īa incluso confes√≥ a su madre que pasaba hambre: ‚ÄúMami, tengo un problema… Tengo hambre todo el tiempo y no puedo comer. Una voz en mi cabeza me dice que no coma‚ÄĚ, inform√≥ ABC News.

Pese a ser un caso dif√≠cil, un estudio de la Universidad de Florida publicado en 2009 estableci√≥ que situaciones de este tipo son m√°s comunes de lo que se piensa. Seg√ļn la investigaci√≥n, de 121 ni√Īas estudiadas con edades entre los tres y seis a√Īos cerca de la mitad admiti√≥ que les preocupaba ser gordas, consign√≥ The Huffington Post.

Otro estudio de la Universidad de Texas A & M respaldó lo anterior, al concluir que la competencia de los menores con sus pares puede llevarlos a adoptar percepciones negativas sobre sus cuerpos.

La dieta | Mamamia.com.au

La dieta | Mamamia.com.au

Tendencias Ahora