Notas
Cameron promete refer√©ndum sobre permanencia de Gran Breta√Īa en la UE para 2017
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El primer ministro británico, David Cameron, prometió el miércoles organizar un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido dentro de una Unión Europea (UE) previamente reformada antes de que acabe 2017, suscitando las primeras reacciones negativas en Europa.

Cameron se comprometi√≥ a negociar “un mejor acuerdo” entre su pa√≠s y el bloque de los 27 que tenga el mercado √ļnico como “tema central” si es reelegido para un nuevo mandato en las elecciones generales previstas para 2015.

“Y cuando hayamos negociado ese nuevo acuerdo, daremos al pueblo brit√°nico un refer√©ndum con una opci√≥n muy simple de dentro o fuera. Permanecer dentro de la UE bajo las nuevas condiciones o salir completamente”, agreg√≥ en un discurso considerado crucial y esperado desde hace seis meses.

El jefe del gobierno británico precisó que ese referéndum, una concesión al ala más euroescéptica de su Partido Conservador, se celebrará en la primera mitad de la legislatura (2015-2020), es decir antes del final de 2017.

“Ya es hora de que el pueblo brit√°nico pueda hablar”, afirm√≥ Cameron cuyo partido tambi√©n bajo la amenaza electoral potencial del UKIP, una formaci√≥n soberanista y antieuropea que est√° ganando adeptos.

Cameron no dio elementos precisos sobre el acuerdo que pretende renegociar con sus socios de Bruselas, con excepci√≥n de que debe girar en torno al mercado √ļnico, que desde el ingreso del Reino Unido en la UE en 1973 ha sido “vital” para las empresas y empleo brit√°nicos, y le ha permitido recibir importantes inversiones.

Anteriormente, sin embargo, había expresado su deseo de repatriar a Londres competencia especialmente en materia de reglamentación financiera y social.

En su discurso, considerado por la prensa como el más importante desde que llegó a Downing Street en 2010, estimó que la UE debe responder a los retos derivados de la crisis de la eurozona, la falta de competitividad del bloque frente a las potencias emergentes y el desapego creciente de los ciudadanos.

“Si no hacemos frente a estos desaf√≠os, el peligro es que Europa fracase y que los brit√°nicos deriven hacia la salida”, advirti√≥ el l√≠der precisando que personalmente no era partidario de esa soluci√≥n que, seg√ļn los √ļltimos sondeos, tendr√≠a el apoyo de un tercio de los brit√°nicos

“Quiero que la Uni√≥n Europea sea un √©xito. Y quiero una relaci√≥n entre el Reino Unido y la UE que nos mantenga dentro”, afirm√≥.

“No soy un aislacionista”, afirm√≥ en direcci√≥n a los dirigentes europeos reticentes o incluso hostiles a la renegociaci√≥n del acuerdo.

Numerosos brit√°nicos dudan tambi√©n que pueda obtener concesiones de Bruselas, pero Cameron se declar√≥ convencido de que “con valor y convicci√≥n” se puede lograr la UE “m√°s flexible, adaptable y abierta” que busca su pa√≠s.

“Y cuando llegue el refer√©ndum”, concluy√≥, “d√©jenme decir que si podemos negociar ese acuerdo, har√© campa√Īa a favor de √©l con toda mi alma y mi coraz√≥n”.

Hist√≥ricamente, los dirigentes brit√°nicos han logrado numerosas excepciones, derogaciones y descuentos en las diferentes etapas de la construcci√≥n europea, pero esta vez parece haber un cierto consenso entre el resto de los dirigentes europeos en contra de una “Europa a la carta”.

Berl√≠n y Par√≠s no tardaron en reaccionar. El ministro alem√°n de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, dijo que su pa√≠s quer√≠a que el Reino Unido siguiera siendo un “miembro activo y constructivo” de la UE, aunque subray√≥ que el bloque no era “la suma de los intereses nacionales” sino una “comunidad de destinos”.

Su hom√≥logo franc√©s, Laurent Fabius, estim√≥ que el proyecto de Cameron era “peligroso” para el Reino Unido”, puesto que en caso de salida de Europa su situaci√≥n ser√≠a “dif√≠cil”.

En el Reino Unido, pol√≠ticos, empresarios e incluso la City tambi√©n han advertido p√ļblicamente sobre el impacto negativo que la perspectiva de una ruptura con la UE podr√≠a tener para una econom√≠a fr√°gil.

En un primera reacci√≥n, el l√≠der de la oposici√≥n laborista, Ed Miliband, insisti√≥ que el discurso presentaba a Cameron como un “primer ministro d√©bil, guiado por su partido y no por el inter√©s econ√≥mico nacional.

En el otro extremo, el l√≠der del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), anunci√≥ que “el trabajo real del UKIP empieza hoy” para poder ganar el refer√©ndum.

Tendencias Ahora