Notas
China vuelve a enviar barcos a islas disputadas con Japón
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tres barcos chinos volvieron a entrar este viernes en las aguas territoriales de las islas disputadas con Japón situadas en el mar de China Oriental, la primera incursión desde las elecciones japonesas que llevarán al poder al partido conservador.

Los guardacostas japoneses indicaron que tres barcos de vigilancia penetraron dentro de la zona de 12 millas náuticas alrededor de estas islas controladas por Japón, que Tokio llama Senkaku y China Diaoyu.

China envi√≥ un total de 19 barcos, seg√ļn un recuento de los guardacostas, desde que en septiembre Jap√≥n decidi√≥ nacionalizar una parte de este conjunto de peque√Īas islas deshabitadas, situadas a unos 200 kil√≥metros al noreste de las costas de Taiw√°n y a 400 kil√≥metros al oeste de la isla de Okinawa.

Seg√ļn los analistas, China quiere demostrar que es capaz de acceder a estas aguas en todo momento y la incursi√≥n de este viernes pone fin a las esperanzas de que la llegada de un nuevo gobierno a Jap√≥n iba a favorecer el di√°logo. El futuro primer ministro, el conservador Shinzo Abe, hab√≠a prometido durante la campa√Īa mano dura en sus relaciones con China.

La tensi√≥n lleg√≥ a su punto √°lgido la semana pasada, cuando un avi√≥n chino sobrevol√≥ la zona, la primera vez, seg√ļn las autoridades japonesas, que China viola su espacio a√©reo desde 1958. Jap√≥n respondi√≥ haciendo despegar varios aviones de combate.

Desde las elecciones del pasado domingo en Japón, en las que ganó el Partido Liberal Democrático (PLD, conservador) de Abe, los barcos de vigilancia china no habían penetrado entrado en la zona.

En una de sus primeras entrevistas tras las elecciones, Abe dijo que no pod√≠a haber ning√ļn compromiso y culp√≥ a China de la situaci√≥n.

“Jap√≥n y China tienen que reconocer que tener buenas relaciones forma parte del inter√©s nacional de ambos pa√≠ses (…) China no lo reconoce completamente. Quiero que vuelvan a pensar en nuestras relaciones estrat√©gicas, ben√©ficas para ambos”, dijo Abe.

La nueva incursi√≥n mar√≠tima china despu√©s de las elecciones es un signo de que China “no quiere llegar a un compromiso y quiere mantener la presi√≥n”, explic√≥ Robert Dujarric, director del Institute of Contemporary Asian Studies de la Universidad de Temple en Jap√≥n.

“Demuestra que Pek√≠n quiere seguir con la confrontaci√≥n. Un nuevo primer ministro siempre abre la posibilidad de volver a empezar pero est√° claro que Pek√≠n no est√° interesado en mejorar las relaciones”, explic√≥ este experto.

El programa electoral de Abe incluye la mejora de las “fuerzas de autodefensa” de Jap√≥n para militarizarlas completamente y evoca la posibilidad de revisar la constituci√≥n pacifista del pa√≠s.

Sin embargo, seg√ļn los analistas, se trata de propuestas de campa√Īa que probablemente no se aplicar√°n y recuerdan el pragmatismo de Abe cuando fue primer ministro en 2006-2007.

Tras su victoria del domingo, Abe dijo que su primera prioridad en política exterior será reconstruir la alianza con Estados Unidos y anunció que Washington sería el destino su primera visita internacional cuando sea nombrado primer ministro.

Tendencias Ahora