Notas
Indígenas presionan salida del Ejército de puesto militar en Colombia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cientos de indígenas presionaron este martes por la salida de militares de una base ubicada cerca del pueblo de Toribío, suroeste de Colombia, de donde los soldados tuvieron que desplazarse a otro punto cercano tras escaramuzas, comprobó un fotógrafo de AFP.

Los ind√≠genas rodearon a los militares que custodian en el Cerro El Berl√≠n antenas de comunicaciones, luego de haber destruido sus trincheras y tiendas de campa√Īa, e incluso arrastraron a algunos de ellos.

Los militares respondieron con disparos al aire y gases, pero finalmente bajaron de la cima del cerro hasta un punto ubicado a dos kilómetros de la base.

El presidente Juan Manuel Santos rechaz√≥ la acci√≥n de los ind√≠genas y reiter√≥ en una declaraci√≥n que la fuerza p√ļblica tiene la orden categ√≥rica y perentoria de “no ceder un solo cent√≠metro del territorio nacional”.

“Como Presidente de todos los colombianos rechazo en forma categ√≥rica dicha actitud y hago un vehemente llamado para que cesen esas acciones”, agreg√≥ Santos, tras advertir que “lo que estamos viendo son hechos inaceptables que constituyen conductas penales que deben ser investigadas por las autoridades”.

En la base del Cerro El Berl√≠n se reunieron este martes unos 3.000 ind√≠genas de la etnia Nasa (paeces) y “se espera que unas 1.000 personas se queden all√≠ en la noche”, dijo por su parte a la AFP Carlos Andr√©s Alfonso, representante de la Asociaci√≥n de cabildos ind√≠genas de la regi√≥n de Cauca.

Los indígenas Nasa se encuentran en la base del cerro desde la semana pasada, cuando exigieron la salida de sus territorios tanto de los militares como de los guerrilleros de las FARC.

Las autoridades ind√≠genas aseguran que la presencia de la fuerza p√ļblica y de la guerrilla los hace v√≠ctimas del conflicto armado y reclaman que la seguridad en sus territorios quede a cargo de la guardia ind√≠gena.

“No pretendemos que la fuerza p√ļblica salga del departamento del Cauca, sino de nuestros territorios. El sitio donde instalaron la base es sagrado”, declar√≥ este martes H√©ctor Fabio Vircu√©, gobernador del cabildo ind√≠gena regional.

Entre tanto, el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinz√≥n, insisti√≥ en que “la fuerza p√ļblica no se puede ir ni se debe ir, pues quedar√≠an (las comunidades) a merced de los terroristas y los narcotraficantes”.

Adem√°s, Pinz√≥n sostuvo que “hay infiltraci√≥n y manipulaci√≥n de las FARC a algunas organizaciones” abor√≠genes, y asever√≥ que “una cosa es la autonom√≠a y los derechos de los ind√≠genas y otra es que empiecen a violar la ley”.

La decisión de los indígenas de expulsar a militares y guerrilleros de la zona se produjo luego de que hostigamientos de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, comunistas) contra el pueblo de Toribío (unos 500 km al suroeste de Bogotá) los pasados 7 y 8 de julio dejaron ocho personas heridas y varias viviendas afectadas.

Los hostigamientos y enfrentamientos de los √ļltimos d√≠as han provocado el desplazamiento forzado de unas 6.450 personas en nueve municipios de Cauca, regi√≥n se√Īalada como importante corredor para la salida de drogas hacia el oc√©ano Pac√≠fico.

Tras esos ataques, Santos visitó el poblado, pero rechazó de plano retirar a militares y policías del lugar.

El jurista espa√Īol Baltasar Garz√≥n, que hasta principios de este a√Īo fue asesor de la misi√≥n de la OEA para el proceso de paz en Colombia, se reuni√≥ con las autoridades ind√≠genas de Cauca el domingo pasado.

Sin embargo, el gobierno descartó la posibilidad de una mediación de Garzón.

Se calcula que en Colombia hay un millón de indígenas, que habitan sobre todo en las áreas rurales y selváticas, donde el conflicto armado es más intenso.

El conflicto armado en Colombia, que ha enfrentado a guerrillas izquierdistas, paramilitares de extrema derecha, narcotraficantes y fuerza p√ļblica, ha dejado cientos de miles de v√≠ctimas civiles en los √ļltimos 50 a√Īos.

Seg√ļn el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, m√°s de 3 millones de personas fueron desplazadas por el conflicto interno.

Tendencias Ahora