Notas
Serena Williams siempre trata de hacerse notar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Siempre trata de hacerse notar. Su f√≠sico, imponente; su indumentaria, llamativa‚ĶTodo ello lo agrega al tenis agresivo, ganador, campe√≥n, el que ha paseado por 14 a√Īos por todas las canchas del mundo y que todav√≠a le permite mostrarse como la m√°xima candidata del certamen en el que se presente m√°s all√° de su lugar en el cuadro.

En la cancha, cuando está decidida, es la máxima protagonista. Fuera de ella, también. Cuando no juega, vive la vida intensamente. Transita por los mejores escenarios de la vida nocturna de California o de Miami. Declara lo que quiere y como quiere. Y, tal como lo mencionara más de una vez, se muestra orgullosa de pertenecer a la raza negra. Y en esa expresión va toda una declaración de principios ya que, junto a su hermana, consideran que por su condición en más de una ocasión se ha tratado de discriminarlas. Con hechos o con palabras…

Es Serena. Serena Williams. Alguna vez hemos dicho de ella y de su hermana Venus que ‚Äúcuando juegan prendidas en el torneo en el que participan, todas las dem√°s van por el segundo puesto‚Ķ‚ÄĚ.

Pas√≥ sin pena ni gloria por Roland Garr√≥s, el √ļltimo certamen grande antes de este Wimbledon que la encuentra, una vez m√°s, en la final. Quiz√°s junto al Us Open, el torneo que m√°s le gusta, que mejor le cae. Jugar√° su s√©ptima final sobre el ‚Äúverde c√©sped‚ÄĚ de la catedral ten√≠stica, gan√≥ en 4 ocasiones y ha perdido en dos oportunidades, ambas frente a su hermana Venus.

Serena lleg√≥ al s√°bado m√°s ansiado tras doblegar en la semifinal a Victoria Azarenka por 63 y 76 con 24 aces como carta de presentaci√≥n. Es decir, es como si hubiera ganado un set por 6-0 sin perder punto alguno. Como muestra cabe se√Īalar que el √ļltimo punto le obtuvo precisamente con un servicio a la ‚ÄúT‚ÄĚ es decir al sector del medio que divide los rect√°ngulos derecho e izquierdo sobre los que caen los saques‚ĶUna maravilla t√©cnica enviada sobre los 200 kil√≥metros por hora‚Ķ

Serena es la m√°s campeona de todas, a√ļn en el 6to lugar de la clasificaci√≥n para el certamen, a√ļn con Mar√≠a Sharapova arrancando Wimbledon como la n√ļmero 1 del mundo (puesto que ya ha perdido tras su temprana eliminaci√≥n) aparec√≠a como la candidata m√°xima para llevarse el trofeo dorado.

Frente a ella estar√° por primera vez en su carrera en una final de un torneo grande la polaca Agniezka Radwanska, ex campeona junior en Wimbledon en el a√Īo 2005, tercera favorita del abierto de Inglaterra. Radwanska dej√≥ en el camino a una de las sensaciones del certamen la alemana Angeli que Kerber, a quien venci√≥ por 63 y 64. Sabe que est√° ante la gran oportunidad de su vida.

Sabe, como muchas jugadores, que en muchas ocasiones el tren pasa una sola vez‚ĶY sabe que frente a ella se posar√° la norteamericana irreverente, due√Īa de esa cancha, potente, agresiva, que es ganadora por naturaleza. Y a la que no le gusta que la contradigan. Ni en la vida, ni en una cancha de te nis. Ser√° el s√°bado, en Wimbledon.

Tendencias Ahora