Notas
Corte de San Miguel rechaza recurso de protección de jóvenes en huelga de hambre de Buin
Publicado por: Solange Garrido
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó el recurso de protección presentado por la Gobernación del Maipo a favor de cuatro estudiantes, quienes permanecieron en huelga de hambre en el Liceo A-131 de Buin.

En fallo unánime, las ministras Inés Martínez, Sylvia Pizarro y el abogado integrante Francisco Hurtado, desestimaron la acción presentada por la autoridad provincial, y que pretendía poner fin al ayuno de cuatro adolescentes.

La resoluci√≥n sostiene que, en vista de que los j√≥venes han anunciado p√ļblicamente que se pone fin a la medida, ya no hay motivos para otorgar la protecci√≥n solicitada. ‚ÄúHabiendo tomado conocimiento esta Corte que el d√≠a de ayer se depuso la huelga de hambre materia del recurso y atendido el certificado de fojas 133, la acci√≥n constitucional ha perdido oportunidad en la medida que ha cesado el hecho que ha motivado su interposici√≥n‚ÄĚ.

No obstante, el tribunal de alzada que escuch√≥ en la ma√Īana del mi√©rcoles 24 de agosto reci√©n pasado, los alegatos del recurso se refiere en su sentencia a todos los aspectos planteados, especialmente en lo referido al √ļnico ayunante menor de edad.

‚ÄúRespecto a los adolescentes menores de 18 a√Īos, ellos no son jur√≠dicamente capaces para resolver con suficiente libertad el iniciar o incorporarse a una huelga de hambre, especialmente por motivos o situaciones educacionales, seg√ļn resulta pretender la que nos ocupa, porque necesariamente implica un atentado para su desarrollo humano, salud y eventualmente su vida. Consecuente con lo previsto en el art√≠culo 4¬ļ de la Ley General de Educaci√≥n N¬ļ 20.370, que encarga preferentemente a los padres no s√≥lo el derecho sino adem√°s el ‚Äėdeber‚Äô de educar a sus hijos‚ÄĚ, dice el fallo.

Y agrega que, ‚ÄúEn m√©rito de lo anterior do√Īa K.R.N., en apariencia la actual √ļnica menor de edad part√≠cipe de la huelga de hambre si pretende mantenerla, as√≠ como cualquiera otro menor de edad que se integre a ella, ha de pasar necesariamente a la compa√Ī√≠a, custodia y protecci√≥n de sus padres o familiares directos. A falta oportuna de estos, deber√°n ser internada en un hogar de menores que proporcione dicha protecci√≥n‚ÄĚ.

En cuanto a los otros j√≥venes, la resoluci√≥n sostiene que ‚ÄúLos mayores de edad part√≠cipes de la huelga, ha de atenderse al art√≠culo 2¬ļ de la ya citada Ley 20.370 que describe la educaci√≥n como proceso de aprendizaje cuya finalidad es que las personas alcancen su desarrollo espiritual, √©tico, moral, afectivo, intelectual, art√≠stico y f√≠sico, capacit√°ndolas para conducir su vida en forma plena, convivir y participar en la comunidad y para trabajar y contribuir al desarrollo del pa√≠s. En consecuencia es parte inherente a la educaci√≥n el lograr no s√≥lo el desarrollo intelectual o espiritual, sino adem√°s el ‚Äúf√≠sico‚ÄĚ de los educandos, en lo que la debida alimentaci√≥n tiene una trascendencia que no puede desconocerse‚ÄĚ.

Durante la tramitación del proceso, la Corte de Apelaciones de San Miguel recibió informes periódicos de la situación de salud de los ayunantes e, incluso, el 18 de agosto pasado, dos ministras del tribunal de alzada y una fiscal judicial de la jurisdicción visitaron a los cuatro jóvenes.

Tendencias Ahora