Notas
Rio: Polic√≠a contin√ļa rastrillaje en favelas ocupadas en busca de narcotraficantes
Publicado por: Solange Garrido
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Policía continuaba rastrillando este lunes el Complexo do Alemao, un conjunto de favelas al norte de Rio de Janeiro, cuyo control arrebató a traficantes de drogas el domingo, ante pobladores con sentimientos dispares sobre el operativo, constató un periodista de la AFP.

Luego de una invasi√≥n armada del Complexo con apoyo militar que no tuvo resistencia de los delincuentes el domingo, las autoridades segu√≠an buscando a traficantes que pudieran estar escondidos en alguna de las 15 favelas del ‘Alemao’, toda vez que se estimaba en 500 la cifra y solo 40 fueron detenidos

Seg√ļn las autoridades, los malhechores podr√≠an haberse fugado antes de la operaci√≥n policial por una red cloacal.

“Varios traficantes fueron arrestados cuando trataban de huir vestidos como religiosos o con uniformes de empleados municipales. Es posible que algunos lo hayan conseguido, antes de la operaci√≥n (del domingo) para ingresar a la (cercana) favela de Juramentinho”, dijo a la prensa en el lugar el comandante del Batall√≥n de Operaciones Especiales (BOPE), la fuerza de choque de la Polic√≠a Militar, Paulo Henrique Moraes.

Seg√ļn Moraes, existe adem√°s una gran red de galer√≠as subterr√°neas que pudo facilitar la fuga. “Son redes de enormes galer√≠as, donde una persona puede f√°cilmente ponerse de pie, y por eso estamos investigando”, dijo.

Seg√ļn el jefe policial, como esas obras fueron realizadas por diferentes empresas y fueron interrumpidas numerosas veces, no hay un ingeniero que conozca su dimensi√≥n exacta. Mientras tanto, las confiscaciones siguen en el Complexo do Alemao.

En una de las favelas del lugar, llamada Da Grota, la polic√≠a exhibe sobre el cap√≥ de un auto el material encontrado en la ma√Īana: cinco fusiles, uno de ellos estropeado, dos granadas, cargadores, calculadoras, chalecos de guerra y un cuaderno de contabilidad de venta de drogas.

Una portavoz de la secretar√≠a de Seguridad P√ļblica del Estado de Rio de Janeiro, el equivalente al ministerio del Interior del distrito, se√Īal√≥ en la noche del domingo a la AFP que s√≥lo la marihuana encontrada en dep√≥sitos clandestinos en el ‘Alemao’ totaliza 40 toneladas, el volumen m√°s alto de esa droga jam√°s confiscada en Brasil.

El comisario de la Policía Civil Fernando Veluzzo dijo a la AFP que la colaboración de los habitantes del lugar está siendo de gran ayuda para el trabajo policial.

“Con seguridad la gente estaba cansada de tanta violencia y es esa informaci√≥n precisa de los pobladores la que nos est√° permitiendo llegar a lugares tan escondidos” en la favela, en los que hay armas y drogas, se√Īal√≥. Sin embargo, al interior de la favela el escepticismo de los habitantes es evidente.

La policía y el gobierno del estado aseguran que esta vez llegaron para quedarse y que el Complexo do Alemao fue definitivamente recuperado.

Lo que pretende es facilitar la ocupaci√≥n de la Polic√≠a del Complexo do Alemao en las pr√≥ximas semanas, “hasta la llegada de las UPP”, las Unidades de Polic√≠a Pacificadora que ya marcan la presencia de la autoridad en algunas favelas de Rio. Eso podr√≠a ocurrir el a√Īo pr√≥ximo en el Alemao, seg√ļn el funcionario.

El Ministerio de Defensa debería en ese caso oficializar la permanencia de las tropas en el lugar tras el operativo que contó con el apoyo personal del presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

La policía buscaba arrebatar el control que la organización delictiva Comando Vermelho (Comando Rojo) mantenía desde hacía más de dos décadas sobre el Alemao, uno de los dos bastiones del narcotráfico en Rio de Janeiro junto con la Rocinha, la favela más grande de la ciudad.

En el Alemao y sus zonas aleda√Īas viven decenas de miles de personas. Las cifras de censos oficiales establecen en 90.000 el n√ļmero de habitantes en el grupo de favelas, de hecho unidas a Vila Cruzeiro y Jacarezinho, que tendr√≠an 20.000 y 30.000 habitantes respectivamente seg√ļn esa fuente. Sin embargo, la Polic√≠a cifr√≥ en hasta 400.000 los habitantes del √°rea.

La invasi√≥n del ‘Alemao’ fue el punto culminante de una ofensiva desatada en la √ļltima semana tras una ola de ataques a puestos policiales e incendios de veh√≠culos a manos de narcotraficantes, con un saldo de 35 muertos.

Tendencias Ahora