Notas
Algunos familiares de los mineros cobran por exclusivas y medios ofrecen dinero por ellas
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“A diferencia de otros, nosotros pagamos”: As√≠ a codazos se acerca un periodista chileno a la mujer de Ren√°n √Āvalos, uno de los 33 mineros rescatados desde el yacimiento San Jos√©, y le pide que √©l le cuente de forma exclusiva su haza√Īa de sobrevivir tras haber pasado m√°s de dos meses sepultado a m√°s de 600 metros bajo tierra.

Rescate

Rescate de Luis Urz√ļa | Fotopresidencia.cl

Brunela, quien acaba de ver a Ren√°n al interior del hospital de Copiap√≥ -donde fue ingresado junto a sus compa√Īeros tras el rescate del mi√©rcoles-, responde que iba a hablar con su pareja sobre el ofrecimiento.

Ella, como otros familiares, cree que los mineros enterrados en la mina San José deberían pasar factura por lo que vivieron durante dos meses, en una historia con todos los elementos dramáticos para contener el aliento de todo el planeta.

“Es lo l√≥gico. Los medios ganaron mucho dinero con nosotros, nosotros tambi√©n deber√≠amos ganar”, dijo a la AFP, tras declararse feliz tras reencontrarse con Ren√°n despu√©s de tanto tiempo.

“Fue s√ļper emocionante el encuentro con mi negro”, cuenta.

Ren√°n, de 29 a√Īos, fue uno de los √ļltimos en salir de la mina donde trabajaba desde hac√≠a cinco meses, y qued√≥ encerrado tras un derrumbe que ocurri√≥ el 5 de agosto.

Pero Brunela no es la √ļnica que piensa en cobrar. Seg√ļn la media hermana del minero Claudio Y√°√Īez Lagos, √©l y sus compa√Īeros hicieron un acuerdo para cobrar cada uno 20 millones de pesos (unos 40.000 d√≥lares) por entrevista.

“Se pusieron de acuerdo para cobrar. Estaban diciendo 20 millones de pesos”, asegur√≥ Jennifer Navarrete Lagos, a su salida del hospital.

Cristina Mu√Īoz se sorprende sin embargo con la informaci√≥n. “A m√≠ no me ha dicho nada de eso. Y si van a cobrar la plata ser√° para su familia. Es decir para m√≠ y sus dos ni√Īas”, afirma.

Poco días antes del extraordinario rescate, unos 2.000 periodistas se acreditaron en el campamento Esperanza, al pie de la mina San José, buscando conocer las minucias y desventuras que padecían los mineros enterrados.

Aqu√≠ ya corr√≠a el dinero. “Es que aqu√≠ todo el mundo est√° cobrando, ¬Ņy yo qu√©?”, le reclam√≥ a la AFP la mujer del minero Carlos Mamani.

Tras el rescate, la lucha es por conocer la historia de boca de los propios mineros. Saber c√≥mo sobrevivieron en la l√ļgubre y calurosa mina y si hubo conflictos.

Un medio espa√Īol ofreci√≥ dinero para que Ariel Ticona, de 29 a√Īos -quien fue padre mientras estuvo enterrado de una ni√Īa llamada Esperanza-, pose en una fotograf√≠a en el reencuentro con su hija, aunque la imagen de su beb√© rozagante y vestida de rosado a las pocas horas de nacer, ya dio la vuelta al mundo.

Otros, como un guardia del seguridad del hospital en Copiap√≥, ofrecen a los medios im√°genes tomadas a trav√©s de un celular de los mineros arribando a su sala de internaci√≥n. “Si la quieres te la doy por 15.000 pesos”, dice.

Pero el hermano del minero Jonni Barrios piensa que es absurdo cobrar. “¬ŅCobrar? ¬ŅC√≥mo vas a cobrar?, Los medios de comunicaci√≥n dieron a conocer en todo el mundo a nuestra tierra y a nuestros mineros. Fueron muy importantes”, responde.

“El por nada del mundo cobrar√≠a, afirm√≥. “Vive y vivir√° siempre con el sueldo de minero”, asegur√≥.

Tendencias Ahora