Notas
Pel√≠cula espa√Īola “Hoy no se f√≠a, ma√Īana s√≠” ingresa a la cartelera de Par√≠s
Publicado por: Carolina Mardones
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Sin estrellas ni mayor despliegue de comunicaci√≥n, esta producci√≥n espa√Īola de 2008, que ha contado con la televisi√≥n vasca ETB y una peque√Īa coproducci√≥n francesa, ha conseguido colarse casi de refil√≥n en la siempre dif√≠cil cartelera de Par√≠s.

Pocos son los medios de comunicación que se han dignado a hacerle caso. Y también pocas son las películas con un estreno tan modesto que pueden vanagloriarse de haberse ganado toda una página de cumplidos en el influyente diario Le Monde.

La pel√≠cula “se confronta al franquismo como poco cine espa√Īol lo ha hecho hasta ahora”, escribe el cr√≠tico Jacques Mandelbaum, que destaca dos cualidades que considera esenciales: “su minimalismo estilizado” y “c√≥mo desvela progresivamente el relato la duplicidad de los personajes y la hipocres√≠a incestuosa del sistema que les apresa”.

“Hoy no se f√≠a, ma√Īana s√≠” transcurre en la Espa√Īa de principios de los a√Īos ’50, un pa√≠s de penurias en el que todo pod√≠a valer para salir adelante, desde la delaci√≥n hasta el sexo por inter√©s.

Ese es el caso de la protagonista, una hu√©rfana llamada Gilda que trabaja de secretaria en una emisora de radio. Avizanda define como una sobreviviente el personaje interpretado por Carolina Bona, una actriz desconocida del gran p√ļblico que lleva la pel√≠cula a hombros. Lo cual no deja de tener su miga trat√°ndose de un mundo de y para hombres.

Una factura muy pulcra, el estilo por momentos casi teatral, contrastan con la sordidez de la historia, que bien podr√≠a ser la otra cara de una serie de √©xito de la televisi√≥n espa√Īola como “Amar en tiempos revueltos”.

“Hay un proceso de banalizaci√≥n a trav√©s de ciertos periodos a trav√©s de algunas series, no s√© si es algo consciente o inconsciente. Siempre se puede hacer melodrama, pero no ignorar lo que eran las circunstancias objetivas de la vida espa√Īola”, comenta Avizanda a la AFP.

Rebautizada en franc√©s “Ya veremos ma√Īana (A la sombra de Franco)”, la pel√≠cula de Francisco Avizanda se exh√≠be desde el mi√©rcoles en un solo cine de Par√≠s, que no es uno cualquiera.

El Espace Saint Michel, en la plaza del Barrio Latino que lleva el mismo nombre, a un paso del Sena y de la Universidad de la Sorbona, pasaba “La √ļltima tentaci√≥n de Cristo” a finales de los ’80 hasta que un incendio criminal achacado a la extrema derecha (14 heridos) cort√≥ por lo sano la exhibici√≥n de la pol√©mica pel√≠cula de Martin Scorsese y cerr√≥ el cine varios a√Īos.

Desde que volvi√≥ a abrir, sus salas se especializan en guardar mucho tiempo las pel√≠culas que programa, y casi siempre contraprograma como es el caso de “Hoy no se f√≠a, ma√Īana s√≠”.

El jueves en este cine y la v√≠spera en el Instituto Cervantes, el p√ļblico que llen√≥ ambas salas de proyecci√≥n mantuvo un intercambio apasionado con el director y los actores protagonistas.

Se mezclaban en desorden las ganas de saber m√°s sobre ese periodo y el momento actual, los estereotipos franceses sobre la realidad espa√Īola y tambi√©n las comparaciones con otros pa√≠ses, con Irlanda, Argentina, Alemania, tambi√©n con la colaboraci√≥n en Francia…

“No hay grandes diferencias entre pa√≠ses cuando falta la libertad”, resum√≠a el director navarro a modo de colof√≥n de un debate intenso que se hab√≠a prolongado tres cuartos de hora.

Tendencias Ahora