Un proyecto para tratar a hombres que ejercen violencia en contra de sus parejas, fue inaugurado, de manera formal en Concepción. De esta forma quienes tengan por insana costumbre el golpear a sus mujeres serán obligados legalmente a concurrir a terapia o deberán atenerse a las consecuencias.

A pocos días de que un hombre de 20 años fuera condenado a pasar 10 años y un día en la cárcel, por el homicidio de su polola, hecho ocurrido en octubre del 2009 en Dichato, Gendarmería y el Ministerio de Justicia dieron el vamos al plan piloto de intervención con hombres, para evitar que los 55 femicidios que se registraron el año pasado y la decena que ya se cuentan en el presente a nivel país, se reduzcan a su mínima expresión.

El seremi de Justicia, Jean Piere Latsague, indicó que la implementación del programa no deja sin castigo al agresor, sino que busca evitar que la vuiolencia en contra de las mujres derive en hechos fatales.

Las sesiones, para quienes el tribunal dictamine deben asistir, se realizarán en el Centro de Reinserción Social de Gendarmería. Por esta razón, la directora subrrogante de la entidad, Ingrid Riffo, indicó que es muy imprtante para la institución ser parte del proyecto.

José Luis Salas, Coordinador del equipo tratante, compuesto por sicólogos y asistentes sociales, indicó que las circunstancia en las que un hombre que ejerza violencia en contra de su pareja califica para llegar a ser tratado si se suspende de manera condicional el juicio o si se determina la salida alternativa de Libertad Vigilada del adulto, aprovechando la oportunidad para dar detalles respecto del pograma.

A la fecha, la Región del Bío-Bío registra 9 usuarios formalemnte ingresados, quienes después de un año de terapia se espera eliminen la costumbre de golpear mujeres.