Al menos 6 personas murieron y más de 300 resultaron heridas este miércoles al estallar un conducto de gas etileno en el este de China, informó la prensa oficial.

La explosión se produjo hacia las 02:00 en la localidad de Nankin, la capital de la provincia de Jiangsu, afirma en su página web la Radio Nacional de China. Se debió a la rotura de una canalización por la que pasaba gas etileno.

La agencia oficial Nueva China afirma que sus periodistas vieron a seis muertos en el hospital.

Más de 300 personas resultaron heridas, de las cuales 52 en estado grave, según China News Service.

“Hay decenas de heridos en nuestro establecimiento. Su estado no es grave, la mayoría sufre de quemaduras”, dijo un médico del hospital Zhongda.