Al menos 15 personas murieron pisoteadas y otras diez quedaron heridas este sábado durante la Love Parade, la fiesta de la música tecno que reunía a más de un millón de personas en Duisburgo (oeste de Alemania), según un nuevo balance de la policía.

Foto: Union Radio

Foto: Union Radio

Un centenar de personas quedaron levemente heridas durante este incidente muy poco frecuente en Europa. Hasta ahora, solamente los encuentros deportivos habían degenerado de esta manera.

El incidente se produjo en un túnel que da acceso al terreno de una antigua estación de trenes de mercancías, donde tenía lugar la fiesta. Pero a principios de la noche, se desconocía todavía las razones de la estampida.

De acuerdo a los organizadores, 1,4 millones de personas participaban en este acontecimiento casi anual organizado para celebrar la música electrónica.

A fin de evitar un movimiento de pánico generalizado, las autoridades no interrumpieron la fiesta de manera repentina, sino que abrieron las rejas que rodeaban al terreno antes de propagar la noticia del drama.

Por eso, miles de personas seguían bailando y escuchando música más de una hora después del accidente, que ocurrió hacia las 17:00 horas locales (09:00 horas en Chile), porque ignoraban que había ocurrido un drama.

Las televisiones mostraron imágenes de un túnel con decenas de ambulancias y una fila de jóvenes que abandonaban el lugar sin precipitación.

Muchos caminaban sobre las vías de tren, y el tráfico ferroviario en la estación de Duisburgo tuvo que ser interrumpido.

Según relató un testigo a la televisión NTV, una multitud compacta estaba en el túnel y muchas personas cayeron y fueron pisoteadas.

“Algunos estaban en el piso, mientras otros trepaban a las paredes para intentar entrar en el túnel”, dijo Udo Sandhöfer. “Algunos policías y socorristas intentaron entrar en el túnel, “pero estaba demasiado lleno”, añadió.

“La gente siguió empujando para entrar en el túnel durante diez minutos, y luego de dieron cuenta de lo que ocurría y dieron la vuelta”, agregó.

Este tipo de movimientos de pánico son poco frecuentes en Europa, y en general se producen debido a violencias durante manifestaciones o acontecimientos deportivos.

La Love Parade fue creada en 1989 para unas 150 personas, y desde entonces fue copiada en toda Europa.

En 1999, alcanzó su apogeo con 1,5 millones de participantes, pero se enfrentó a problemas de financiación, y los habitantes de Berlín, además, se cansaron de tener que soportar a jóvenes alcoholizados o drogados que estropeaban al Tiergarten, el gran parque del centro de la capital.

En 2007, la Love Parade abandonó Berlín y se instaló en la región del Ruhr: Essen en 2007, Dortmund en 2008. La edición 2009 estaba prevista en Bochum, pero tuvo que ser anulada por las obras que había en la ciudad.