Trabajadores, representantes de los gremios de la salud y ex autoridades se apostaron esta mañana en el frontis del Ministerio de Salud para emplazar al ministro Jaime Mañalich por lo que llamaron el “desmantelamiento” de la cartera y por el intento de privatización del sector que estaría emprendiendo el Gobierno.

Según informó el portal de Diputados, hasta el edificio de Mac Iver 541 llegaron también la ex ministra de salud, Soledad Barría, y los diputados Juan Luis Castro (PS), Osvaldo Andrade (PS) y el senador Guido Girardi (PPD), quienes también acusaron “una evidente persecución” contra los funcionarios técnicos del ministerio, que progresivamente han sido desvinculados de la cartera.

“Hemos venido a denunciar el desmantelamiento del Ministerio de Salud, se han producido despidos que no sólo tienen que ver con las personas. Estamos ante una pérdida de capacidad del país para regular lo necesario en salud. ..hay una pérdida completa del Estado para regular”, dijo la ex titular de la cartera.

A su turno, el diputado Juan Luis Castro dijo que el Gobierno y particularmente el ministro Jaime Mañalich ha iniciado una verdadera persecución política en el Ministerio de Salud. Apuntó que “los 120 mil millones de pesos en deuda hospitalaria existente se están traduciendo en disminución de la actividad productiva de los hospitales, es decir mientras menos trabaje un hospital más acorta su deuda hospitalaria. Esta es la perversión a la cual nos está llevando el actual ministro del Salud. Por eso, no vamos a permitir una ofensiva privatizadora en la salud sobre la base de desprestigiar lo obrado”.

Junto con señalar su respaldo a las anteriores gestiones en salud, Castro advirtió que el gobierno está empujando a la ciudadanía a una gran manifestación en defensa de la salud pública y dijo que esa será la tarea prioritaria de los parlamentarios de la oposición.

En tanto, el diputado Andrade sostuvo que “la salud no puede ser un negocio. No vamos a estar de acuerdo en que se privatice para los ricos sean más ricos. Desmantelar el aparato público en salud significa entregarle la salud a los privados”.