El diputado de Renovación Nacional, Mario Bertolino, pidió a la Concertación hacerse cargo de su rechazo al proyecto que establecía un royalty a la minería, y que aportaba mil millones de dólares para la reconstrucción.

El diputado destacó que “este proyecto demostraba un fuerte compromiso del Gobierno con las regiones, destinándoles un 30% de los recursos en forma directa a los gobiernos regionales y a los municipios, lo que permitía asignar los fondos a los proyectos más urgentes. Pero por culpa de la Concertación, estos recursos nunca llegarán”, sostuvo el diputado RN.

Tras esto, Bertolino explicó que “de los US$200 millones de dólares destinados a los GORES, un tercio habría ido a las regiones mineras, como Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso y O’Higgins. Mientras que los US$700 millones de dólares restantes habrían sido destinados en forma directa a la reconstrucción de las zonas más golpeadas por el terremoto, las regiones VI, VII y VIII”.

“Estos recursos -continuó- alcanzarían para reparar o reconstruir 50 mil viviendas destruidas por el terremoto o bien, levantar o reparar 830 escuelas y 250 salas cunas y jardines infantiles, nada menos que la mitad de los establecimientos destruidos”.

El parlamentario dijo que “ayudar a los damnificados es urgente. Hay casi un millón de chilenos afectados por el terremoto, que están a la espera de recursos para reconstruir o reparar sus viviendas. Las bajas temperaturas de los últimos días nos recuerdan que aún queda invierno y que la reconstrucción simplemente no puede esperar”.

“Este debiera ser motivo suficiente como para dejar de lado las pequeñeces y ser responsables. La oposición no puede negar la sal y el agua. Deben responder hoy por todos los recursos que les negaron a los chilenos para ponerse de pie”, finalizó.