Copa

España con la Copa | Fifa.com

Un gol de Andrés Iniesta en la prolongación dio a España la victoria por 1-0 ante Holanda en la final del Mundial de Sudáfrica 2010, este domingo en Johannesburgo, haciendo justicia a un equipo que mereció la victoria, dos años después de conquistar la Eurocopa.

Iniesta marcó el tanto en el minuto 116, tras recibir un pase en el área de Cesc Fábregas, cuando todo hacía pensar en una resolución en la tanda de penales.

España, cuyo mejor resultado hasta ahora había sido un cuarto puesto en el Mundial de Brasil 1950 consigue acabar con el maleficio que le perseguía en el torneo.

Holanda jugó desde el minuto 109 con diez jugadores, por expulsión de John Heitinga, aunque el equipo naranja podría haber quedado en desventaja mucho antes al perdonar el árbitro inglés Howard Webb algunas tarjetas.

El equipo ‘Oranje’ perdió su tercera final del Mundial, tras haber caído también en las de 1974 y 1978.

A pesar de que Holanda había dicho que saldría a buscar la posesión de la pelota, la realidad fue otra e igual que el resto de los equipos que se han enfrentado a España en este Mundial, puso una línea de cinco defensas y cuatro centrocampistas esperando al rival y sólo Robin Van Persie en punta.

La selección española se hizo con la pelota y se puso a dirigir desde el principio el ritmo del partido, teniendo su primera oportunidad en el minuto 5 con un remate de cabeza de Sergio Ramos, tras un tiro libre desde la derecha de Xavi Hernández, que el portero Maarten Stekelenburg sacó con dificultades.

Pero tras los primeros ataques españoles, Holanda acabó escapando al dominio de su rival pasado el cuarto de hora de partido. Una de las claves fue el marcaje al hombre que le hacían a Xavi Hernández entre Mark Van Bommel y Nigel De Jong.

Holanda mostraba su dureza y el colegiado inglés Howard Webb se olvidaba alguna tarjeta roja como una entrada de De Jong, que clavó sus botas en el pecho de Xabi Alonso.

España estaba sin ideas y Holanda poco a poco se iba asentando, por lo que pudo adelantarse en el marcador en el minuto 37 con una jugada de córner en la que le llegó el balón a Joris Mathijsen, quien no atinó a rematar cuando estaba en buena posición.

La segunda ocasión holandesa llegaría en el descuento del primer tiempo con un disparo de Arjen Robben, que obligó a Casillas a intervenir con una estirada para enviar el balón a córner.

Holanda, pese a esas dos ocasiones, consiguió llegar al descanso con empate sin goles con una táctica de hacer faltas todo el tiempo, alternando a los jugadores que hacían las infracciones y de este modo evitar las tarjetas.

En el segundo tiempo, España salió un poco más centrado, y en el minuto 48, pudo adelantarse en un córner, que no acertó a rematar Joan Capdevila después de que Carlos Puyol tocara con la cabeza.

Un minuto después, el árbitro inglés, que ya había perdonado varias tarjetas a los holandeses en la primera parte, no quiso ver un penal de Van Bommel a Xabi Alonso.

Holanda tuvo la mejor oportunidad del encuentro cuando en el minuto 62, Wesley Sneijder lanzó un pase adelantado a Arjen Robben, que se quedó solo ante Iker Casillas, pero el portero español tapó muy bien su portería y acertó a despejar a córner con sus pies.

La entrada de Jesús Navas en el partido en el minuto 60 en lugar de Pedro dio mayor peligrosidad al equipo español, que prodigó las entradas por derecha gracias al extremo andaluz, y en una de ellas llegó la mejor ocasión española, con remate final de David Villa fue sacado cerca de la línea por John Heitinga.

Otra buena oportunidad española llegó en el 78 cuando Sergio Ramos remató solo a la salida de un córner pero el balón se fue alto.

El colegiado también benefició a España en una jugada en que Robben se volvió a escapar y cuando se iba a quedar solo ante Casillas, Puyol lo agarró y Webb no señaló infracción, en una jugada que terminó en una buena intervención del portero español.

España tuvo la victoria en las botas de Cesc Fábregas cuando se quedó solo ante el portero holandés en el minuto 5 de la prolongación tras un pase de Xavi, pero Stekelenberg sacó el balón con el pie, en una ocasión parecida a la que tuvo Robben en el segundo tiempo.

Navas volvió a tener el triunfo en sus botas en el minuto 101, con una incursión por la derecha, con un disparo que despejó un defensa holandés a córner.

Holanda jugó con uno menos los últimos once minutos, tras la expulsión de Heitinga por una falta sobre Iniesta al borde del área, por lo que recibió la segunda amarilla, lo que aprovechó España para intensificar su dominio y marcar el gol a cuatro del final.