Más de un 10% de las 3 mil viviendas a nivel nacional entregadas de manera indebida tras el terremoto corresponden a la región del Bío-Bío. Así lo confirmó la Intendencia que además reveló la existencia de catastros erróneos, principalmente en Lota.

El desorden y los errores en los catastros elaborados por los municipios de la región del Bío-Bío, que llevó a otorgar mediaguas a familias que no lo necesitaban, ya presenta mayores claridades.

Se trata de viviendas otorgadas principalemente en las comunas de Curanilahue, Lota y Talcahuano en el sector Tumbes.

En ésta última el terremoto destruyó cerca de 60 casas y la petición de viviendas de emergencia vía municipio supera en 3 veces ese número.

Al mismo tiempo, la situación en Lota la grafica la misma Intendencia, que está cruzando los datos y manifiesta que la región tendría más del 10% de entregas erróneas en relación a la cifra nacional.

Las denuncias que recoge el Gobierno incluso llegan a la mala utilización de estas viviendas para fines como leñeras y gallineros.