¿encontraste un error?
avísanos

Beber sangre menstrual: la tendencia que genera dudas en muchas mujeres

0VISITAS
Smoothie rojo (CC)

Publicado por

La menstruación es un proceso biológico que gran parte de las mujeres en edad fértil viven cada mes. Si bien para algunas la ‘regla’ puede ser una verdadera pesadilla, hay otras que logran convivir en paz con este periodo.

Quien ha dado qué hablar al respecto es la maestra de yoga Maanee Chrystal Joy. La mujer oriunda de Australia y que hoy reside en Tailandia, no sólo logró interiorizar este proceso de forma positiva, sino que saca el provecho máximo de ello.

Según cuenta Maanee en su sitio web y en un video, ella bebe su sangre menstrual cada mes y asegura que esto le ha traído beneficios a su cuerpo.

La psicoterapeuta natural explica que el primer paso para entender su “rutina menstrual” es reconocer que no es una práctica sucia. “La sangre es sagrada y hermosa”, expresa en el video.

Maanee relata que beber su propia menstruación le ha ayudado a sentirse mejor, puesto que “recupera los minerales” que pierde durante su período y disminuye la duración y dolor de cada regla.

Lee también: Expertos revelan si es recomendable o no consumir la placenta después del parto

“Estamos perdiendo mucha de esta bonita energía cuando sangramos y la práctica de beber la sangre significa decirle a nuestro cuerpo que queremos conservar nuestra sangre dentro”, señala.

Al final del video, la mujer tailandesa recomienda que el mejor momento para beber esta sangre es “cuando está bonita y roja” y no cuando está marrón, explicación que realiza antes de beber la suya.

Según detalla Maanee Chrystal Joy al portal español PlayGround, desde que bebe su menstruación su periodo disminuyó de 7 a 2 ó 3 días de duración, y no sufre de cólicos ni se siente debilitada.

“Cuanta más sangre perdemos, más débiles estamos”, opina y asegura que no es lógico que dure demasiado. “Debido a la domesticación y la forma en que vivimos, el flujo sanguíneo es muy fuerte. No deberíamos sangrar de 5 a 7 días”, agrega.

Para beberla, la mujer se deshizo completamente de las toallas higiénicas y tampones, pasando a usar el método menos invasivo de tecnología íntima: la copa menstrual.

Lee también: Copa menstrual: La revolución en tecnología íntima femenina

“Al principio me parecía un poco desagradable, así que sólo me chupaba un dedo”, relata al portal y cuenta que luego la fue mezclando con frutos en batidos y después continuó bebiéndola de forma natural.

“Me encanta beber mi sangre, me hace sentir viva y estoy más sana que nunca. Creo que el cuerpo es un templo y la regla algo sagrado”, expresa.

¿Es beneficioso para la salud beber sangre menstrual?

El testimonio de Maanee Chrystal Joy, como reflejo del de otras mujeres que ingieren su periodo, obliga a preguntarse si este flujo es realmente beneficioso o no para la salud.

Al respecto, Francisca Pereira, matrona y docente de la Universidad Mayor, cuenta que a pesar que la sangre menstrual es considerada un residuo natural del cuerpo humano, esta no contiene componentes tóxicos como otros residuos corporales.

“Este sangrado no tiene ningún componente tóxico, ya que es parte sangre y tejido del interior del útero llamado endometrio, cuya función es recibir al óvulo fecundado cuando se produce el embarazo”, señala.

Pereira detalla que la sangre está formada por una parte líquida, que es el plasma, y una sólida que son los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Pixabay (CC0)
Pixabay (CC0)

La toxicidad asociada a la ‘regla’ viene desde tiempos remotos, explica la experta. “En la antigüedad se consideraba que la sangre expulsada por la mujer durante su período era algo maligno y tóxico. Incluso en algunas tribus recluían o expulsaban a las mujeres de su comunidad”, relata.

“En otras épocas existían supersticiones acerca de este tema: que se dañaban las cosechas, que ahuyentaban las pescas, que nublaban los cielos”, explica.

Sin embargo, en la actualidad aún existen creencias falsas atribuidas al periodo menstrual como quienes evitan ducharse durante el proceso o que la mujer está ‘enferma’.

“A raíz de todo esto, hablar de la menstruación hoy en día todavía es tabú, incluso lamentablemente nosotras mismas ocultamos nuestra condición frente a la sociedad y es una pena que desde el colegio nos enseñen a esconder algo tan natural como ser mujer”, opina la matrona.

Lee también: ¿Es peligroso retrasar la menstruación a propósito para disfrutar el verano?

Respecto a ingerir sangre menstrual, la especialista señala que no existen estudios ni pruebas científicas que avalen que sea algo beneficioso para la salud, ni tampoco perjudicial.

“A través de la dieta diaria ingerimos nutrientes y hierro (componente que se encuentra en los glóbulos rojos) que necesitamos para vivir. La médula ósea es la encargada de la producción de glóbulos rojos en nuestro cuerpo”, señala y asegura que con la nutrición se puede reemplazar perfectamente esta ‘pérdida’.

En relación a la disminución de los días que dura el periodo, Pereira explica que los márgenes habituales de duración son entre tres y cinco días, puede llegar cada 28 ó 30 días (y números intermedios), y la ‘regla’ puede llegar a los 11 años y terminar cerca de los 50.

Rupi Kaur
Rupi Kaur

Según su opinión personal y profesional, la docente y matrona asegura que no está en contra de las mujeres que realizan esta práctica: “menstruar es un hecho normal y fisiológico”, expresa.

“He tenido pacientes que han solicitado la placenta, luego de su parto, para ingerirla en batidos y/o para realizar alguna ceremonia o ritual místico, eso es sumamente respetable y están en todo su derecho”, opina la especialista.

“El cuerpo es nuestro templo y cada uno de nosotros es dueño de su templo y de su vida”, concluye la matrona.

Desde otra perspectiva, el ginecólgo Fernando Leal, quien suma más de tres décadas de experiencia, señala que efectivamente no es tóxico consumir sangre menstrual; sin embargo, descarta totalmente que su ingesta sea beneficiosa o aporte algún nutriente al cuerpo. “No lo recomiendo, no sirve de nada“, subraya.

“Es un deshecho corporal, que la única diferencia que tiene con la sangre ‘pura’ es que ésta contiene restos del endometrio”, explica el experto. “No es tóxica directamente. Lo es sólo si la dejas algunas horas”, detalla.

En tanto, destaca que las únicas personas que necesitan ‘sangre’ son quienes padecen anemia, la que no se bebe, ni se ingiere de alguna forma similar. “Nadie necesita beber sangre, ni siquiera animal”, relata.

Cabe señalar que quienes beban o les interese beber su sangre menstrual pueden hacerlo de forma directa o en combinación con batidos con frutos rojos.

URL Corta: http://rbb.cl/gknz