temas del día

Sociedad


9 señales de que tu dolor de estómago no es normal

mrfitbody.com
Publicado por
Envíanos tu corrección

El dolor de estómago es algo que todos hemos experimentado más de una vez. Muchas veces es leve, otras intenso, en algunas ocasiones dura instantes y en otras días. Pero, ¿cómo saber si puede ser señal de algo más preocupante y no una simple molestia por una comida pesada?

Según define Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. el dolor abdominal es el que se siente “en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada región estomacal o vientre”.

Lee también: Dolor de estómago: ¿Cómo diferenciar entre una molestia leve y una enfermedad grave?

El mismo organismo indica que “la intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la afección que lo causa”, ya que por ejemplo podrías sentir un dolor fuerte por gases o cólicos estomacales debido a una gastroenteritis viral. Mientras, otras afecciones potencialmente mortales, como el cáncer de colon, pueden causar sólo un dolor leve o ningún dolor.

A continuación te indicamos al menos 9 señales de que tu dolor de estómago requiere atención médica inmediata y no un simple fármaco de venta libre, recopilados por la revista Woman’s Day.

1. Dolor de estómago severo después de una comida rica en grasas

Si experimentas un dolor intenso después de una comida rica en grasas, puedes estar experimentando un ataque de vesícula biliar. “Las mujeres son especialmente propensas a la enfermedad de la vesícula biliar” dice el gastroenterólogo estadounidense Hardeep Singh.

“Las mujeres con sobrepeso a los 40 años están en mayor riesgo”, añadió, señalando que típicamente es un dolor que empeora después de comer y tiene una duración de 30 a 60 minutos, que puede ir y venir, cada vez más intenso y constante en el tiempo.

2. Dolor de tipo cólico con hinchazón, además de diarrea o estreñimiento

El dolor abdominal con cólicos acompañado de hinchazón y diarrea o estreñimiento pueden ser signo de síndrome de colon irritable, dice Singh. “Es excepcionalmente común, en particular en las mujeres más jóvenes, aunque puede ocurrir a cualquier edad”, explica el profesional.

Los síntomas se pueden controlar haciendo cambios en la dieta y el estilo de vida, además de manejar mejor el estrés y consumir algunos medicamentos.

3. Dolor abdominal superior entre la caja torácica

Cuando sientes un dolor o presión punzante en la zona abdominal superior justo debajo de las costillas, puede ser señal de un problema relacionado con el corazón, asegura la doctora Kristine Arthur.

“Esto es particularmente cierto si el dolor persiste o tienes otros síntomas como falta de aliento. Mucha gente culpa de estos síntomas a la acidez o indigestión”, comenta y señala que aunque la indigestión puede ser el caso, cualquier persona con factores de riesgo como diabetes o hipertensión debe consultar a un médico tan pronto como sea posible.

4. Dolor severo en el lado inferior derecho del abdomen

Los especialistas señalan que un dolor repentino en la parte inferior del abdomen pueden ser signo de apendicitis.

El dolor, que puede acompañarse de fiebre, suele comenzar alrededor de la zona del ombligo y se agrava con el paso de las horas. Asimismo, se puede presentar vómitos, estreñimiento o diarrea.

“Si el dolor es persistente y se eleva repentinamente durante varias horas debes ser visto por un médico”, dice Arthur, recordando que la apendicitis suele requerir cirugía. Además, debes saber que si se trata, la ruptura del apéndice puede ser mortal.

5. Dolor abdominal superior difuso asociado con náuseas y eructos

Sentir un dolor superior algo difuso junto con naúseas y eructos puede estar asociado a un ataque al corazón, dice el médico de urgencias Robert Glatter. “Hacerse un electrocardiograma sencillo y una prueba de troponina puede salvar la vida”, explicó.

Los vómitos que se presentan con dolor de espalda o mandíbula y falta de aliento también pueden indicar un inminente infarto.

6. Dolor de estómago de inicio súbito y severo

Cuando el dolor de estómago aparece de repente, especialmente en aquellos que tienen antecedentes de enfermedad ulcerosa péptica o toman mucha aspirina, podría ser señal de una perforación, dice Glatter.

Según explica la Biblioteca de Medicina de EEU, la perforación gastrointestinal, “es un orificio que se desarrolla a través de la pared del esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto o la vesícula biliar”, recalcando que “esta afección es una urgencia”.

El problema es que “la perforación del intestino conduce a la filtración o escape de los contenidos intestinales hacia la cavidad abdominal. Esto provoca una seria infección llamada peritonitis”, que puede ser mortal.

7. Dolor al costado inferior derecho o izquierdo en las mujeres

Cuando se inicia un dolor repentino en el sector abdominal inferior derecho o izquierdo puede indicar la presencia de un quiste ovárico roto en una mujer que está a mitad de su ciclo, dice Glatter.

“El dolor también podría ser señal de una torsión ovárica (rotación del ovario y parte de la trompa de Falopio), o incluso un ovario trenzado”, dice el especialista, quien recomienda acudir a urgencias y señala que incluso puede requerirse cirugía para extirpar el ovario.

8. Dolor muy intenso y como un cuchillo en el abdomen inferior

Si el dolor además se acompaña de náuseas, vómitos, fiebre y escalofríos, puede ser una señal de cálculos renales, que se diagnostica con una ecografía o una tomografía computarizada, dice Glatter.

El dolor también puede presentarse hacia un costado del abdomen y propagarse hacia la espalda.

Para este caso se requieren analgésicos potentes y fármacos para relajar los vasos sanguíneos y aumentar el flujo de sangre, lo que puede ser útil para permitir que los cálculos pasen con más facilidad.

9. Dolor de vientre en el lado inferior izquierdo que empeora cuando te mueves

Cuando esto ocurre puede significar la formación de pequeñas bolsas en el colon que pueden obstruirse y perforar, algo que se conoce como diverticulitis, dice Glatter.

“La diverticulitis ocurre cuando las pequeñas bolsas o sacos que protruyen y que se forman sobre la pared interna del intestino (divertículos) resultan inflamados o infectados. Con mucha frecuencia, estas bolsas se encuentran en el intestino grueso (colon)”, explica la Biblioteca de Medicina de EEUU.

En este caso, el tratamiento es principalmente en base a antibióticos y ablandadores de heces para reducir el riesgo de formación de abscesos. “La investigación reciente sugiere que los antibióticos en realidad pueden no ser necesarios y simples analgésicos como el paracetamol pueden ser suficiente”, añade Glatter.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados