temas del día

Nacional


Colapso de alcantarillado concentra trabajos de limpieza en Copiapó

Cristobal Escobar | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tras la reunión de coordinación de las autoridades de la región de Atacama en el Regimiento Copiapó, el intendente Miguel Vargas informó que se mantiene el toque de queda que va desde la media noche hasta las 06:00 horas de la mañana. Además, se mantiene la restricción vehicular desde las 14:00 hasta las 21:00 horas en los sectores céntricos de la ciudad.

La restricción tiene como objetivo tener el espacio suficiente para que las grúas y camiones retiren las toneladas de barro que aún están en las calles y resolver el principal problemas que hoy enfrenta Copiapó, que es el colapso de sus sistema de alcantarillado.

Hay más de 200 kilómetros de alcantarillados que está lleno de barro, por lo que hay que despejar y retirar el lodo de las fosas, según explica el intendente Miguel Vargas.

Por ese motivo, desde las 10:00 hasta las 16:00 horas hay cortes programados y bajas de presión en algunos sectores de Copiapó. Lo que se busca evitar es que se generen descargas desde los sectores más altos a los más bajos de la ciudad.

El corte de agua potable será parcial para algunos sectores, mientras que para Paipote será total, debido al colapso del sistema de alcantarillado, situación que ha generado alerta sanitaria.

Las autoridades están preocupadas, ya que el agua servida comenzó a escurrir por las calles. Ante lo cual, la empresa Aguas Chañar mantiene camiones de aspiración de lodo en los puntos más afectados por el barro para sacarlo del sistema de alcantarillado.

Los trabajadores que limpian los diferentes puntos piden ayuda y comprensión a la comunidad, al mismo tiempo que relatan lo que ven en terreno.

Los habitantes de Copiapó y Paipote señalan que apoyan la medida, ya que están al tanto del problema. Por este motivo aceptan la restricción horaria en cuanto al uso del agua potable.

Sin embargo, también existen personas que están en contra de la medida. Ellos señalan que les complica la nueva vida que están aprendiendo a vivir. El no poder asearse y lavar su ropa les genera problemas y una pequeña emergencia sanitaria doméstica.

El trabajo no será a corto plazo y con la medida se busca paliar los rebalses de aguas servidas que están escurriendo en las calles no solamente de Copiapó, sino que también en Paipote.

La autoridad, a través de un comunicado informó que los trabajos se centrarán en los colectores que están más obstruidos, para sacar el barro de una vez y que pueda escurrir de forma normal el agua servida.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados