¿encontraste un error?
avísanos

La palabra que destruye las relaciones de pareja, según experto terapeuta

0VISITAS
Edman_pl | Free Images

Publicado por

Hacer que una relación perdure en el tiempo y se mantenga saludable, puede ser una verdadera hazaña, pues dejarse llevar por la toxicidad es más fácil de lo que parece.

Al respecto, el doctor en psicología y experto de terapia de pareja, Jeffrey Bernstein, afirma en una columna del portal especializado Psychology Today que hay una palabra que daña la mayoría de las relaciones amorosas en la actualidad.

“Prácticamente he eliminado la palabra ‘debería’ de mi vocabulario. Creo que esta palabra, en consonancia con los principios de la cognitiva terapia, engendra una dinámica de control crítico. Pensar que alguien que amas ‘debería’ hacer algo o estar en el extremo receptor de un ‘debes’, crea energía negativa y, con el tiempo, puede ser tóxico para todas las relaciones, especialmente las amorosas”, señala el especialista.

Lee también: 9 pensamientos tóxicos que pueden destruir una relación

Jeffrey dice que las parejas muchas veces se dejan llevar por pensamientos tóxicos ocultos, como por ejemplo creer que alguien “siempre es un flojo”, cuando un par de veces olvidó hacer algo, lo que genera resentimiento. Por ello, es importante no dejarnos llevar por esto y ver las cualidades de la pareja antes que sus defectos. Debes recordar que te ama y que ha hecho buenas cosas por ti, y no se merece tanta recriminación por asuntos menores o puntuales.

Bernstein dice que cuando las parejas llegan a su consulta “suelen decir que la forma problemática en que se comunican entre sí es la verdadera razón por la que tienen problemas. Mientras que esta explicación tiene algún mérito, son tristemente ajenos a algo mucho más cercano a ellos mismos, sus propios pensamientos tóxicos”.

En este sentido, muchos pensamientos o declaraciones tóxicos comienzan con un “debería”, pues se tiende a creer que alguien “debe” hacer o decir ciertas cosas y si no lo hace, entonces comenzamos a creer que no merece nuestra consideración. “La buena noticia es que si el ‘debería’ se sustituye por ‘me gustaría’ los pensamientos tóxicos resultantes pueden ser evitados”, afirma el profesional.

Por ejemplo, en vez de decir o pensar “Deberías saber cómo me siento”, prueba con “Me gustaría que supieras cómo me siento”. Mientras lo primero impone, lo segundo invita a que el otro escuche.

En lugar de “No deberías hacer eso”, intenta con “Me gustaría que consideraras lo que te estoy diciendo”.

“Me sorprende cómo se producen los pensamientos tóxicos en parejas de manera incesante y tan a menudo fuera de la verdadera consciencia”, señala el experto.

Y es que la palabra “debería”, hace que una persona asuma que la otra debe conocer todas sus necesidades por arte de magia, en lugar de decírselas directamente. Lo mejor siempre es hablar y escuchar con la mente abierta.

URL Corta: http://rbb.cl/b9sa