temas del día

Opinión


El veterinario del Gobierno que pretende instaurar un resquicio para sacrificar animales abandonados

Pablo Ovalle | Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Señor Director:

Participé en la jornada de actualización sobre el nuevo reglamento referido a la prevención de la rabia en el hombre y en los animales, a la que fui invitado por la Seremi de Salud de Los Lagos, Eugenia Schnake. Entre los principales exponentes se encontraba el veterinario Carlos Pavletic, encargado de la unidad de vectores y zoonosis del Ministerio de Salud.

Escuché atentamente su intervención en la que, entre otras cosas, señaló con énfasis que el principal riesgo lo constituyen los perros de la calle.

De acuerdo a lo que indica el nuevo reglamento, en caso de declararse un foco de rabia, los perros de la calle serán retirados y sacrificados sin mediar contemplación, a diferencia de lo que ocurrirá con los animales con dueños los que si serán inoculados y mantenidos en observación durante 10 días. Tampoco se considera su vacunación preventiva y -por cierto- sanciona el no mantener bajo sujeción a los animales. Asimismo indicó que las personas deben colaborar brindando información sobre los animales

Al finalizar Pavletic su intervención tuve la oportunidad de hacerle las siguientes preguntas: ¿Por qué los 10 días de observación son sólo para los perros con dueño? Y ¿Por qué si los perros de la calle representan el principal riesgo de transición de la rabia, no se les vacuna preventivamente?

Las respuestas nunca llegaron. El veterinario Pavletic me señaló que como yo velaba sólo por los animales no podría entender el alcance del reglamento cuyo fin es proteger a las personas. Había escuchado y leído sobre el desprecio que este funcionario del Minsal demuestra hacia los animalistas, a los que considera fanáticos, pero nunca creí que en Puerto Montt, donde la autoridad y las organizaciones hemos trabajado en conjunto, un representante del gobierno de la Presidenta, Michelle Bachelet, iría en contra de lo que la mandataria defiende: la participación y reconocimiento de las organizaciones sociales que está plasmado en la Ley 20.500.

Respecto de la falta de respuestas de Pavletic, basándome en su actitud y en la experiencia local y nacional de las organizaciones, me permito indicar lo siguiente:

1. El reglamento ignora la realidad del perro de barrio o sin dueño, cuestión que sí reconoce el Proyecto de Ley Tenencia Responsable.

2. Se afirma que el principal riesgo son los perros de la calle. Entonces ¿Por qué vacunan sólo a los perros con dueños? Esto no es otra cosa que permitir el sacrificio como método de control canino y felino. La muestra de esto fue lo ocurrido en Quilpué donde más de una docena de perros fueron sacrificados y ninguno dio positivo al virus rábico.

3. El señor Pavletic señala que es fundamental el trabajo con la comunidad. ¡Qué contrasentido pedir ayuda a quien se le castiga por ayudar a los animales de la calle! Esto porque serán multados aquellos que mantengan perros sin sujeción en lugares públicos. Es decir, las ONGs son quienes aportan a resolver el problema -vacunando, esterilizando, sociabilizando y reubicando- y serán silenciados y sancionados por hacer su trabajo.

Añado que el veterinario Pavletic es reconocido por empujar cualquier medida que incluya el sacrificio o eutanasia de animales. Para él mantener a los perros en la calle es maltrato, crimen del que según él somos culpables las organizaciones, por cierto. Claro ejemplo fue al mostrar en su presentación animales abandonados de Angelmó, indicando que no deberían estar ahí.

Es verdad que los perros de Angelmó no debieran estar allí, pero no podremos llegar a que no estén en ese lugar hasta que no se instaure una política pública real de control canino y felino ético, basadas en la educación en todos los niveles, esterilizaciones masiva, sistemáticas, extensivas, y una legislación con sanciones reales para el abandono y el maltrato.

Debo decir que personeros como el veterinario Pavletic poco o nada contribuyen en avanzar a encontrar una solución al problema de los animales y tampoco a fomentar políticas de prevención. Se ha paseado y seguirá haciéndolo por nuestra región transmitiendo un discurso lleno de contrasentidos.

Juan Carlos Cuitiño
Presidente
Can Bio. Puerto Montt

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados