temas del día

Notas


Justicia egipcia aplaza juicios contra jefes de los Hermanos Musulmanes y Hosni Mubarak

Mohamed Badie | Wikimedia Commons
Publicado por
Envíanos tu corrección

El juicio de los tres principales jefes de los Hermanos Musulmanes, entre ellos el guía supremo, Mohamed Badie, por “incitación al asesinato” de manifestantes, así como el del ex presidente Hosni Mubarak, por “complicidad” en la muerte de manifestantes en 2011 fue aplazado este domingo.

El proceso contra Mohamed Badie y sus dos adjuntos, Jairat al Shater y Rashad Bayumi, que no se encontraban presentes por “razones de seguridad”, según fuentes policiales, se aplazó al 29 de octubre con la intención de que los acusados puedan asistir.

Fuentes de seguridad explicaron a la AFP que no llevaron a los acusados el domingo al tribunal por temor de que el convoy en el que iban a ser transportados fuera atacado por simpatizantes o opositores de la cofradía.

Los tres principales jefes de la cofradía, a la que pertenece el presidente Mohamed Mursi, y otros tres miembros son pasibles de la pena de muerte por “incitación al asesinato” y “homicidio” de ocho manifestantes frente a la sede de los Hermanos Musulmanes en El Cairo el pasado 30 de junio.

Ese día, millones de personas reclamaron la renuncia del presidente islamista Mursi, una manifestación invocada por el ejército el 3 de julio, para destituir y detener a Mursi, primer jefe de estado elegido democráticamente en Egipto.

“Las acusaciones son inventadas, es un juicio político”, dijo a la AFP el abogado de uno de los jefes islamistas antes de la audiencia.

JUICIO DE MUBARAK APLAZADO

Poco después, un tribunal de El Cairo aplazó al 14 de septiembre el juicio al ex presidente egipcio Hosni Mubarak por “complicidad de asesinato” de manifestantes durante la rebelión popular de 2011 que lo depuso.

El ex “rais” caído en desgracia, actualmente detenido en un hospital militar de El Cairo, corre el riesgo de ser condenado a la pena de muerte.

Mubarak compareció en esta sexta audiencia de apelación sentado en una camilla, tras las rejas de la celda reservada a los acusados, junto a otros nueve inculpados, incluyendo sus dos hijos.

Hosni Mubarak, de 85 años, fue condenado en junio de 2012 en primera instancia a cadena perpetua por “complicidad” en el asesinato de manifestantes durante la revuelta de 2011. El ex presidente apeló y la Corte de Casación ordenó un nuevo juicio.

Mubarak, cuyo estado de salud es delicado, se encuentra actualmente en arresto domiciliario en un hospital militar de El Cairo, tras abandonar la prisión cairota de Tora el jueves, donde se encuentran también detenidos los jefes de los Hermanos Musulmanes.

Los juicios tienen lugar en pleno caos político en Egipto, donde las nuevas autoridades, dirigidas de facto por el ejército, reprimen con mano dura desde hace 10 días las manifestaciones organizadas por los Hermanos Musulmanes.

Unas mil personas fueron asesinadas, principalmente islamistas, y los principales dirigentes de la cofradía fueron arrestados, además de 2.000 partidarios de Mursi. Un centenar de policías y soldados fallecieron también en los peores episodios de violencia conocidos en Egipto en su historia reciente.

Este domingo, un manifestante pro-Mursi murió en un ataque contra una estación de policía en Asiut (sur), según fuentes de seguridad.

10 días de derramamiento de sangre

El proceso contra los Hermanos Musulmanes tiene lugar en un momento en el que la cofradía musulmana no parece estar en condiciones de movilizar a sus simpatizantes. Sus principales activistas han sido diezmados y sus dirigentes encarcelados en los últimos días.

El viernes, cuando llamaban a manifestaciones de “millones” de personas contra el “golpe de estado” de los militares, solo respondieron unos miles de partidarios de Mursi.

Antes de la represión, los simpatizantes de Mursi congregaban a decenas e incluso cientos de miles de personas en El Cairo y otras grandes ciudades.

Pero la mayoría de los seguidores de Mursi tiene miedo de salir a la calle, donde soldados y policías están autorizados por las autoridades a disparar contra los manifestantes hostiles.

El país se encuentra en estado de urgencia y las grandes ciudades están están llenas de tanques y controles. El toque de queda impuesto en El Cairo y trece provincias por las disturbios tras la represión de los partidarios de Mursi fue rebajado dos horas el sábado y está vigente de 21H00 a 06H00, salvo el viernes, que empieza a las 19H00.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados