temas del día

Notas


“Narciso” la danza que invita al público a participar a través de sus dispositivos tecnológicos

Isabel Croxatto | BB Cultura
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En la Sala de las Artes del Centro Cultural Estación Mapocho se presenta la obra “Narciso”. La danza, que se presenta hasta el domingo 27 de enero, es dirigida por la destacada coreógrafa chilena Isabel Croxatto (Altazor 2012 “Simulacro de alta costura”) e interpretada por la compañía “Abundanza”.

La obra consiste en una serie de experimentos escénicos a tiempo real inspirada en los mitos griegos de Narciso, Eco, Penélope y Ulises, Ariadna y el Minotauro

En la performance se trabaja con diferentes elementos, dejando al espectador en plena libertad para que participe de la obra haciendo uso de todo tipo de dispositivos tecnológicos que le acompañen (teléfonos celulares, cámaras fotográficas etc), para que de esta forma lo multiplique en el mundo virtual.

Biobiochile conversó con Isabel Croxatto para saber más sobre estos experimentos en tiempo real, la importancia de los asistentes en la performance y que se viene para este 2013.

Antes de entrar en Narciso me gustaría que me cuentes como nace esto de hacer danza con sentido social, me refiero obviamente a coreografías que han abordado el tema de los abusos infantiles, discapacidades físicas, etc.

Bueno como artista me interesa estar inserta en el contexto de la sociedad contemporánea en la que vivo y también con mucha libertad, ser sensible me tocan distintos temas de la sociedad, me han tocado los temas de la discapacidad, el tema del abuso de menores, todo este mismo narciso que estamos haciendo también tiene que ver con lo que le pasa a esta sociedad con la introducción de los dispositivos tecnológicos, con la masificación de los medios, la globalización. Entonces qué le pasa al cuerpo, el cuerpo se pone en segundo plano y en un primer plano está la tecnología, está la comunicación que podemos tener a través de las redes, esas son preocupaciones. El año 2011 estrenamos “Simulacro de alta costura”, que ganó el premio Altazor 2012, y esa obra trataba sobre el sobreconsumo y la sobreproducción y también como el cuerpo, metafóricamente, detrás de estas dos toneladas de ropa usada desaparece, desaparece la danza y el arte. Nuestra sociedad empieza a desaparecer por el exceso consumo material. Entonces son siempre mis temas, soy muy inquieta en ese sentido.

¿Entonces, cuándo y cómo gatilla en ti hacer “Narciso”?

Partió en realidad como una reflexión bien íntima de la compañía, de pronto los que vivíamos en la danza contemporánea nos dimos cuenta de que el mundo había cambiado, la danza que se estaba haciendo era otra, que los cuerpos se estaban moviendo de otra manera, nació “La no danza”, los cuerpos entraban en escena y no danzaban, casi como una protesta, casi como un indignado digamos, entonces fue como decir miremos lo que estamos haciendo, que es lo que nosotros como generación extraemos, porque las disciplinas del arte han cambiado como se enseñan, como se practican y así nació este primer “conócete a ti mismo”, que pasa si nos conocemos más profundamente. A raíz de esto entramos a todo el tema de la mitología y nos dimos cuenta que en esta cultura oral es de donde viene el mito originalmente y pero no solamente se contaban estas historias fantásticas como a modo de entretenimiento o de expresión, sino que contenían todo el conocimiento de esas cultura y ese conocimiento se transmitía de boca en boca, de cuerpo en cuerpo a través de la mitología. La gran pegunta es ahora ¿Todo está siendo digitalizado?, entonces que información no puede ser digitalizada, por ejemplo los científicos buscan todo el tema de las emociones, qué pasa con ese mundo sutil que todavía es casi prehistórico y que ninguna tecnología aún es capaz de explicar cómo funciona y mucho menos de poder manipular. Entonces como nosotros, que nuestro arte es el cuerpo, podemos de alguna manera despertar en la memoria de nuestro propio cuerpo esos códigos y como estos se vinculan con el cuerpo en la escena, con la temporalidad de la escena, con el espacio, cual es la correspondencia y eso se ha constituido en la investigación de la compañía “Abundanza” desde el año 2008.

¿Pero ustedes se desenvuelven en la mirada del otro, con el cuerpo del otro?

Es en presencia del otro, de ese otro que tiene una mirada particular, que de alguna forma desata el mito, el mito está latente en todos nosotros pero sólo cuando nos encontramos, para mirarlo, para hablar de él, para imaginarlo es que este se manifiesta. Entonces toda esta investigación nosotros la hemos hecho escénicamente. Nos dimos cuenta que habíamos encontrado un nuevo formato de obra que es la experimentación escénica en tiempo real, nuestra investigación toma un acento más científico con esta idea de experimento.

¿Cómo trabajan los mitos de Narciso, Eco, Penélope y Ulises, Ariadna y el Minotauro?

El mito de Narciso y de Eco nos refiere al cuerpo. En el caso de Narciso un cuerpo que está enfocado en sí mismo, un cuerpo que es uno, Eco en cambio es la fragmentación, es la repetición. Entonces como me hago cargo que estos dos cuerpos operen en mí y al mismo tiempo como se produce esta fragmentación. Después el mito de Penélope y Ulises a nosotros nos refiere netamente al tiempo, este amor incondicional durante 20 años es sostenido por estos dos polos opuestos, un punto que está fijo al estar ella esperándolo y él que va primero a la guerra y luego en su intento a volver vive miles de aventuras, como esta tensión a pesar de no que no están ahí los cuerpos se sostiene en el tiempo. Y finalmente el mito de Ariadna y el Minotauro que justamente nos refiere a esta idea de laberinto, de la superposición de estos tiempos que hoy es mucho más evidente pero que aparentemente siempre ha sido así, como el pasado, el futuro y el presente son sólo un tiempo, pereciera que nada ha desaparecido y está todo flotando en el universo y también nos remite a este laberinto interno que cada ser humano vive tratando de entender que hace aquí en la tierra. Y esta figura del Minotauro, que es un ser hibrido y se habla tanto en este tiempo, mitad maquina mitad humano, en fin. Entonces como esta animalidad está presente aún en nosotros justamente a través de este mundo emocional, de esta imaginación desbordada que no podemos contener y que nuestra sociedad intenta organizar a través de un laberinto.

Háblanos un poco sobre los bailarines en escena

En este momento son cinco bailarines en escena y un actor invitado de Berlín, que está de alguna forma interviniendo nuestro trabajo performático, un artista multimedia, que juega un rol muy importante en la obra en una especie de creador de un laberinto que genera imágenes y nos confronto con nosotros mismo desde otro lugar. Este Narciso está más centrado en “Abundanza” propiamente tal, lo que es la compañía. Lo que contábamos como experimento es que vamos desarrollando distintos, hicimos en marzo del año pasado uno que se llama “Narcisación”, donde yo invite a 20 performance de todas las áreas, gente que nunca en mi vida había trabajado. A través de un blog yo les mande todo el material que nosotros habíamos recolectado en estos años de investigación y les di plena libertad de que ellos construyeran su propia performance. Lo más bonito fue que invitamos al espectador con sus dispositivos móviles, era como una gran escena humana, era todo cuerpo, pero habían cuerpos que te escaneaban tomando fotos y cuerpos performativos y eso duró tres horas.

¿Cuál es el rol del público?

Juega un rol fundamental, hace una semana hicimos “Narcisaciones” en la sala Arrau, donde invite a treinta bailarines. En esta serie de experimentos que vamos desarrollando el público es primordial, ellos son los detonadores de la experiencia mítica. Entonces los invitamos a entrar a la sala con un espejo, a través de ese espejo pueden encuadrar la obra, es como un formato muy parecido al de tu computador, ellos pueden hacer su propio encuadre, puedes ver a través del espejo, puedes ver lo que está pasando detrás de ti, te puedes ver a ti mismo mirando la obra, puedes ver a otros mirar la obra, puedes generar múltiples reflejos que fragmenta la obra en el tiempo real y puedes jugar con el espejo. Entonces juegas con las perspectivas donde están las cosas que estás viendo realmente. Además llegaron con sus dispositivos móviles y tomaban fotos, las subían a sus redes sociales y esa visión que vamos teniendo todos es lo que hace esta experiencia mítica.

Entonces la gente puede llegar con sus dispositivos, celulares, cámaras fotográficas, ¿Qué pasa si llega una persona y se conecta con una twitcam y sale en directo a sus contactos de las redes sociales?

Perfecto, de eso se trata justamente. En el fondo las artes escénicas sale al mundo en el tiempo real porque las personas que están en ese lugar tiene ahora otra manera de comportarse con este mundo, aquí los invitamos a que sigan conectados al mundo y desde esa conexión vivir la experiencia de esta obra, cambia completamente la dimensión, nosotros decimos metafóricamente la multiplica en el mundo virtual.

¿Qué viene para este año con la obra?

Ahora en febrero nos presentamos en Marruecos, en marzo vamos a México y en junio aproximadamente vamos para Europa.

Bueno Isabel invita a la gente a que asista y participe de “Narciso”

Vengan a vivir esta experiencia, de este experimento escénico en tiempo real, con un elenco extraordinario. Son invitados a ser parte de este laberinto escénico y a multiplicar la obra con sus versiones.

Las funciones se llevarán a cabo entre el jueves 17 y el domingo 27 de enero, en la Sala de las Artes del Centro Cultural Estación Mapocho, a las 20:30 horas. Adhesión general $5.000 y $3.000 estudiantes y tercera edad.

http://www.youtube.com/watch?v=aY1YmXqqyko

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados