Notas


Escándalo en Venecia por filme que muestra a fanática religiosa masturbándose con un crucifijo

Ulrich Seidl | Ulrich Seidl (C)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El irreverente filme del austríaco Ulrich Seidl, “Paradise Faith”, en concurso por el León de Oro en la Mostra de Venecia, junto con otras 17 películas, escandalizó este viernes con una escena de sexo con un crucifijo.

“Faith suscita escándalo”, titula el diario italiano Coriere della Sera al reseñar el filme decididamente anticlerical, protagonizado por una ferviente católica que se flagela, usa el cilicio, camina por la casa de rodillas, impreca a los pecadores y llega a masturbarse con un crucifijo.

La escena, en la que la católica Anna María, una auxiliar en rayos X, lentamente descuelga el crucifijo de la pared de su habitación, lo acaricia, lo besa, lo vuelve a besar cada vez más intensamente, hasta que finalmente se masturba con él bajo las cobijas, es seguramente una de las más impresionantes del cine contemporáneo.

La película, una historia de excesos místicos en la que inclusive la fotografía del papa Benedicto XVI es denigrada, arrancó risas y fue aplaudida durante la primera proyección a la prensa especializada y probablemente generará reacciones en Italia, uno de los países más católicos del planeta, y en el Vaticano.

Para Anna Maria, el camino que la llevará al paraíso reside en Jesús, por lo que decide recorrer toda Viena con una imagen de la Virgen María de unos cuarenta centímetros en la mano y llamando puerta a puerta para convencer a la gente de que se una al cristianismo.

El regreso inesperado tras años de ausencia de su marido, un musulmán egipcio postrado en una silla de ruedas, termina por reforzar su fe debido a sus continuas peleas.

“La protagonista no entiende que la adoración ciega por Cristo la convierte en un ser inhumano, incapaz de sentir amor y de comunicar la más importante virtud cristiana: amar al prójimo”, comentó el director.

El film, que forma parte de la trilogía Paradise (las otras dos son ‘Paradise: Love’ y ‘Paradise: Hope’), del realizador Seidl, producido por Francia, Austria y Alemania, denuncia con un lenguaje irónico el fanatismo religioso.

“Somos las tropas de asalto de la Iglesia” es el lema de la comunidad religiosa a la que la protagonista pertenece, la cual encarna la pasión tanto espiritual como carnal por Cristo.

El director, renombrado documentalista, premiado en 2001 en Venecia por su primer largometraje “Hundstage”, dijo haberse inspirado en las peregrinaciones religiosas para convencer adeptos.

“Ella es una mujer decepcionada del amor, de los hombres y frustrada sexualmente. Siente un vacío interior”, explicó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados