Notas


Presidente colombiano pide disculpas por una masacre paramilitar de 1999

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió este lunes “disculpas” por una masacre de al menos 42 humildes campesinos cometida por paramilitares de extrema derecha en enero de 1999 en una apartada población del suroeste del país.

“Quiero aprovechar hoy, víctimas de la masacre de El Tigre, para ofrecerles disculpas como presidente de la República a todas esas víctimas. Esa masacre nunca ha debido suceder”, dijo Santos en un acto público en la ciudad de Mocoa, capital del departamento (provincia) de Putumayo, donde se ubica El Tigre.

En la noche del 9 de enero de 1999 unos 150 miembros de las entonces temidas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, paramilitares) llegaron a El Tigre y bajo la acusación de que sus pobladores eran “auxiliadores” de la guerrilla comunista de las FARC, cometieron la masacre.

Según la ONG Memoria Histórica, en ese poblado los paramilitares asesinaron a por lo menos 28 hombres y desaparecieron a otros 14, tirando varios cuerpos a las aguas del río Guamuéz.

Al recordar esa masacre, Santos dijo respecto a los relatos de ese hecho que “se estremece uno diciendo cómo es posible que un ser humano pueda hacerle a otro semejantes cosas”.

El Tigre es una pequeña localidad del departamento de Putumayo, fronterizo con Ecuador y Perú.

Según el presidente Santos, quien asumió el gobierno en agosto de 2010, con esa masacre “se inició una verdadera caravana de sangre por parte de los paramilitares”.

La mayoría de integrantes de las AUC se desmovilizaron dentro de un proceso llevado a cabo entre 2002 y 2006 por el entonces presidente derechista Álvaro Uribe (2002-2010).

Santos además exhortó a que las víctimas de este tipo de hechos (ocurridos en el marco del conflicto armado interno del país) superen “el rencor”.

Colombia padece desde hace cerca de medio siglo un conflicto interno armado por la acción de las guerrillas izquierdistas que enfrentan al Estado, la de grupos armados de extrema derecha y de las bandas del narcotráfico, y la acción de las fuerzas armadas contra esas organizaciones al margen de la ley.

Santos hizo las declaraciones al lanzar en el Putumayo la estrategia del gobierno para implementar en esa región una Ley orientada a reparar a las víctimas del conflicto y restituir tierras a los desplazados.

Con la ley, que entró en vigencia el pasado primero de enero, se indemnizará a las víctimas de grupos guerrilleros, paramilitares y de agentes de la fuerza pública a partir de 1985 (cerca de 4 millones de personas) y se restituirá tierras a desplazados por la fuerza a partir de 1991 (unas 400.000 familias).

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados