Notas


Experto entrega recomendaciones para turistas que visitan la cordillera en verano

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Verificar la presencia de sistema frontal en altura, evitar ubicarse cerca de cursos de agua y buscar un refugio momentáneo ante la lluvia en lugar de comenzar a bajar, son los principales consejos de Víctor Leiva, director de Ecoturismo de la Universidad Andrés Bello.

Un turista muerto y un centenar de personas aisladas en Farellones fue el resultado de los aludes que se registraron en la precordillera de la Región Metropolitana durante el fin de semana. Aunque estos deslizamientos de tierra y agua son esporádicos, Víctor Leiva, doctor en Geografía y director de la carrera de Ecoturismo de la U. Andrés Bello, destaca que dado el carácter inesperado de estos fenómenos, es importante tomar una serie de precauciones a la hora de visitar la precordillera.

Su primera recomendación es revisar el pronóstico del tiempo para la zona. Según el experto, es importante poner atención en las condiciones meteorológicas que se producen en el océano. En especial en la ubicación del anticiclón del Pacífico, una zona de altas presiones que en verano se desplaza desde el norte hasta las costas de Chile central, impidiendo el paso de sistemas frontales desde el océano hacia el continente.

“Cuando se genera un frente muy poderoso en altura, sobre los ocho mil o nueve mil metros, a veces ocurre que estas masas de aire cargadas de agua logran sortear el anticiclón y llegar hasta la Cordillera de Los Andes, donde se condensan y generan precipitaciones como las que ocurrieron durante el fin de semana”, explica Leiva. En ese sentido, si los pronósticos indican que el anticiclón del Pacífico se desplazó al norte o que se presentan sistemas frontales en altura, hay que considerar la posibilidad de que se produzcan lluvias en la cordillera.

Cuidados en la cordillera

Junto con avisar a familiares y carabineros sobre la ubicación exacta en que se encontrarán las personas que visitarán la cordillera, Víctor Leiva también recomienda que los excursionistas no visiten la cordillera en grupos menores de tres personas. Así, según el especialista, si algún miembro del grupo sufre un accidente, otro podrá bajar a buscar ayuda y el tercero podrá quedarse entregando los primeros auxilios al herido.

Por otro lado, el experto advierte que se debe tener cuidado con el acercamiento a riachuelos, esteros o cascadas que, repentinamente pueden sufrir crecidas. Ese fue el caso del sector Salto del Agua en el Cajón del Maipo, donde Franco Padilla murió aplastado por un alud que se produjo en una cascada donde se estaba bañando.

A la hora de que los excursionistas establezcan su campamento o zona de descanso, “la recomendación general es ubicarse a una distancia de entre 60 y 80 metros de distancia de los cursos de agua, de modo de estar lo suficientemente resguardado en caso de una crecida del cauce”, dice Leiva. Si los visitantes se encuentran internados en la precordillera y son sorprendidos por una lluvia veraniega, el especialista aconseja que eviten comenzar a descender rápidamente, pues el peso de su equipaje y el barro que se forma en las laderas aumentan el riesgo de caídas.

En cambio, Leiva recomienda buscar un refugio natural para guarecerse de la lluvia hasta que esta se detenga. En altura, el sitio ubicado bajo la saliente de una gran roca o un muro rocoso es un buen refugio, mientras en zonas más bajas, los sectores con árboles también son un buen lugar para esperar que las condiciones cambien.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados