14 marzo, 2021 | Publicado a las 15:29
14 marzo, 2021 | Publicado a las 15:29
Puntos Negros vs filamentos sebáceos: experto explica sus diferencias y qué hacer con ellos
Puntos Negros vs filamentos sebáceos: experto explica sus diferencias y qué hacer con ellos
Por María José Ulloa Visitas:
Freepik | CC | cookie_studio
Publicado por María José Ulloa
Visitas:

Durante el último tiempo han surgido una serie de nuevos tratamientos para los puntos negros en la piel, los que para muchos son bastante incómodos.

Lo anterior, ya que hacen que el aspecto del rostro, por ejemplo, no sea de nuestro agrado al percatarnos de estas afecciones en la piel, por lo que tendemos a apretarnos los granos.

Pero no todos los que aparecen deben ser eliminados, ya que pueden confundirse con los filamentos sebáceos o comedones cerrados, diferenciándose principalmente unos de otros por la oxidación de la queratina, que es de lo que están compuestos y que corresponde a una proteína que es producida por las células de la piel permanentemente y se descama de la misma forma.

¿Cuáles son sus diferencias?

Según explicó el dermatólogo de la Clínica Biobío, Marco Hidalgo, a Página 7, se deben considerar las diferencias, puesto que se trata de varias patologías que presenta la piel.

En el caso de los puntos negros o comedones abiertos, puede ser el inicio de un acné inflamatorio, aunque muchas veces no evoluciona a este tipo de patología y sólo aparecen estos. Mientras, que en el caso de los comedones cerrados, el mecanismo es similar, por lo que podría aparecer la mencionada afección a la piel”, señaló, aseverando que estos últimos no se conocen en la dermatología como filamentos sebáceos.

Asimismo, hizo énfasis en que hay otro tipo de granos llamados “quistes de millium, que son lesiones del tamaño de una cabeza de alfiler, de color blanco casi perlado, que aparecen habitualmente cerca de los párpados y más bien se presentan en ciertos individuos con predisposición genética”, dijo el especialista.

En tanto, desde Harper’s Bazaar explican que quizás la mayor diferencia entre ambos es que el punto negro tiende a desaparecer, mientras que el comedón cerrado o filamento sebáceo no sale de la piel.

“Podemos limpiarlo pero siempre volverá a aparecer, lo importante para que sean menos visibles es mantener la piel limpia. Pueden aparecer en cualquier tipo de piel, no como los puntos negros, que suelen surgir en las pieles con tendencia acneica”, detallan.

¿Qué hacer si presento puntos negros o filamentos sebáceos?

De acuerdo al especialista, siempre se debe mantener un cuidado de la piel óptimo, con los productos indicados por un experto.

Eso sí, este sostiene que en caso de ser excesivos “sugiero consultar al dermatólogo porque pudiera ser la antesala de un acné inflamatorio”.

Tendencias Ahora