27 septiembre, 2020 | Publicado a las 12:56
27 septiembre, 2020 | Publicado a las 12:56
Cuántas veces puedo reutilizar el aceite de cocina y cómo conservarlo para que no pierda calidad
Cuántas veces puedo reutilizar el aceite de cocina y cómo conservarlo para que no pierda calidad
Por Solange Garrido Visitas:
Frituras
Pixabay (cc)
Publicado por Solange Garrido
Visitas:

¿Usaste la mitad de tu botella de aceite para freír y te da ‘pena’ botarlo? Para tu tranquilidad, y la de tu economía, debes saber que podemos reutilizarlo. Eso sí, con ciertos cuidados.

Así lo explicó Manuel Morales, docente de la Escuela de Gastronomía de la Universidad de Las Américas a Página 7, quien entregó tips de cómo guardarlo, junto con dar el número máximo de veces que podemos usarlo en nuestras preparaciones.

¿Envase de plástico o vidrio?

Morales explicó que el aceite que ya usamos para freír se puede guardar tanto en un envase plástico como en uno de vidrio.

“Algunos dicen que el envase debiera ser opaco para que no sufra algunos daños por efectos de la luz, pero en un envase plástico está bien, de hecho viene en uno”, comentó.

Además, destacó que si usamos un recipiente de vidrio “hay un riesgo, pues se resbala y se puede romper. Lo más práctico es que sea en uno plástico” y que pueda cerrarse.

“Hay que tener la precaución de enfriarlo previamente, luego filtrarlo”. Si no tienes uno como los que se usan para filtrar el café, se puede recurrir a “alguna tela o gasa, para poder retener las impurezas que hayan quedado producto de las frituras”, explicó el experto.

¿Cuánto tiempo dura el aceite en el frasco?

“Si lo estoy usando continuamente puede durar unos 30 días o 40, sin problemas, va a depender de qué tipo de frituras estoy haciendo”, comentó el docente de la Escuela de Gastronomía de UDLA.

“Si estoy friendo papas fritas, es diferente el residuo y la contaminación que va a tener el aceite del punto de vida de los olores y sabores. Ahora, si voy a freír, por ejemplo, pescado, u otros productos que sean cárnicos, como empanadas, queda mucho residuo en el aceite”, explicó.

Lo anterior “va a contribuir probablemente a que tenga una menor vida útil, porque tarde o temprano se va a poner un poco rancio, sobre todo en épocas de verano. Hay que tratar de almacenarlo en lugares que sean frescos, porque la materia grasa por efectos del calor empieza a sufrir algunos procesos que se llaman de rancidez y esto va a contribuir a que se empiece a deteriorar”.

El profesional también recomendó separar según el uso que se le dio al aceite: “Por ejemplo, si tengo aceite de papas fritas, en un tipo de envase para reutilizar; el aceite que es de pescado en otro. Si estoy haciendo sopaipillas o empanadas, que lo tenga en otro tipo de envases”.

“Esto es para que no se mezclen los olores que tarde o temprano van a quedar en el aceite residual que estoy utilizando”, agregó.

cuántas veces puedo reutilizar el aceite de cocina

Pexels (cc)

¿Cuántas veces podemos reutilizarlo?

“Algunos plantean que más o menos unas 30 o 40 veces”, dijo, agregando que hay que considerar que “a medida que lo voy usando, el estar sometiéndolo constantemente a calentamientos, algún deterioro va a ir provocando”.

Por eso recordó que se debe tener la “precaución de filtrarlo antes de guardarlo y cuando lo voy a utilizar, volver a pasarlo en un filtro, para que vaya cayendo el aceite con menos impurezas posibles”.

¿Cómo saber cuando ya no está bueno? “Cuando el aceite ya no está en condiciones de ser reutilizado, ya tiene menos capacidad de dejar productos secos crocantes, tiende como a empapar mucho, entonces ahí uno se da cuenta que el aceite ya no está sirviendo”.

Ojo con las temperaturas

Finalmente, Manuel Morales comentó que se recomienda freír a temperaturas que vayan entre los 170° o 180°. “Hay estudios que indican que a temperaturas de 160° o 165° los aceites tienen una mejor vida útil para ser reutilizados, pero es más lenta la fritura evidentemente”, explicó.

“Ojalá nunca pasen de los 190° o 200°, porque desde el punto de vista químico los aceites se comienzan a descomponer y a generar sustancias que no solamente van a alterar el color, sabores, aromas, o despedir espuma probablemente, sino también dejan algunos efectos residuales que pueden ser dañinos para la salud de las personas”, cerró.

Tendencias Ahora