Sociedad
Impactante video: ni√Īo patea a su madre por pedirle que deje de jugar en el celular
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un impactante video difundido por varios medios internacionales muestra a un ni√Īo de 9 a√Īos reaccionando agresivamente ante su madre y su abuela.

Seg√ļn relata el diario brit√°nico Mirror, el peque√Īo hab√≠a acompa√Īado a su madre y a su abuela a un hospital en la ciudad de Guangzhou en la provincia de Guangdong, en el sur de China, y para pasar el rato se puso a jugar con el celular de su madre.

Pero luego, cuando la mujer le pidió a su hijo que dejara de jugar y le devolviera el dispositivo, se desató el violento episodio.

En plena sala de espera y fente a todos, el menor comenzó a patear repetidamente a su madre y a su abuela.

El video publicado en la red social Weibo por una persona que presenció la situación, comenzó a viralizarse rápidamente.

Los cibernautas criticaron el comportamiento del chico, pero a la vez culparon a los padres, se√Īalando que probablemente es el resultado de una crianza indulgente.

Agresividad infantil

Aunque pueden haber muchas causas para la agresividad infantil, los expertos creen que factores familiares, sociales y biológicos conjugan en ello.

“La familia es uno de los elementos m√°s relevantes dentro del factor sociocultural del ni√Īo. La familia lo es todo para √©l. La familia es su modelo de actitud, de disciplina, de conducta y de comportamiento. Es uno de los factores que m√°s influyen en la construcci√≥n de la conducta agresiva”, explica el portal especializado Gu√≠a Infantil.

Aqu√≠ se√Īalan que cuando los padres son poco exigentes, o bien, son muy hostiles con sus hijos -constantemente desaprueban o castigan a los ni√Īos con agresi√≥n f√≠sica- fomentan estos comportamiento.

Asimismo, cuando los padres son agresivos entre ellos, el ni√Īo absorbe el ejemplo y es probable que repita esta conducta.

Tambi√©n influye cuando el entorno (colegio, vecindario, hogar) propicia la creencia de que “si no pegas eres cobarde”.

Sin embargo, pueden haber otros factores ajenos al hogar o entorno, como problemas hormonales, cerebrales, trastorno de salud específicos e incluso mala nutrición.

Vicente Garrido, psic√≥logo criminalista y profesor titular de la Universidad de Valencia en Espa√Īa, se√Īala que muchos de los padres de hijos violentos “no son permisivos, ni tampoco negligentes, y no provienen de un contexto marginal. Son de clase media y se han ocupado de sus hijos. Otra cuesti√≥n diferente es si podr√≠an haberlo hecho mejor”, se√Īala Garrido, autor del libro Los hijos tiranos. El s√≠ndrome del emperador.

El especialista explic√≥ al diario espa√Īol El Pa√≠s, que muchos de estos ni√Īos ni siquiera tienen consciencia de que est√°n haciendo algo malo. “No hay sentimiento de vinculaci√≥n moral o emocional, ni con sus padres ni con otras personas o instituciones”.

Garrido ha estudiado este fen√≥meno y cree que puede haber un factor gen√©tico en algunos ni√Īos agresivos y dominantes con padres preocupados. “Por ejemplo, en el trastorno del d√©ficit de atenci√≥n con hiperactividad (TDAH), sabemos que el componente gen√©tico es muy importante y el ambiental lo puede compensar hasta cierto punto”, indica.

“El sistema nervioso de estos chicos, por alguna raz√≥n tiene problemas para aprender las lecciones morales, para sentir empat√≠a, compasi√≥n o responsabilidad. Y, como consecuencia de esto, tienen problemas para sentir culpa, una reacci√≥n emocional que s√≥lo puede existir sobre la base de que previamente me he vinculado con la gente. Podr√© fingir que lo lamento, pero en el interior a m√≠ me da igual. Como consiguiente, hay una ausencia de conciencia”, explica.

Javier Urra, autor del libro El peque√Īo dictador y psic√≥logo de la Fiscal√≠a de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, cree que “la herencia marca tendencia, pero lo que cambia el ser humano es totalmente la educaci√≥n, sobre todo en los primeros a√Īos, en los primeros meses y d√≠as, incluso antes de nacer, es muy distinto si eres un hijo deseado o no, si eres un padre relajado o agresivo”.

Por ejemplo, dice que en la etnia gitana es imposible que un hijo pegue a su madre, pero “algunos psic√≥logos y pedagogos han transmitido el criterio de que no se le puede decir no a un ni√Īo, cuando lo que le neurotiza es no saber cu√°les son sus l√≠mites, no saber lo que est√° bien y est√° mal. √Čsa es la raz√≥n de que tengamos ni√Īos caprichosos y consentidos, con una filosof√≠a muy hedonista y nihilista”.

“Educar hoy en d√≠a es muy dif√≠cil; los padres utilizan el modelo microondas, cuando los buenos platos se cocinan a fuego lento. Adem√°s de no poner l√≠mites, los padres se pierden los primeros a√Īos de vida del ni√Īo. Los l√≥bulos frontales, donde est√° el √°rea emocional, se desarrollan en los tres primeros a√Īos de vida”. Los casos m√°s graves, a√Īade, son los que llegan a la fiscal√≠a: Ni√Īos que golpean a la madre, la ridiculizan, hacen sus necesidades fisiol√≥gicas en el ba√Īo mientras ella se ducha…”, comenta.

“Si eso no se frena, cuando tiene 16 o 17 a√Īos se desborda: exige mucho dinero y cuando un d√≠a la madre dice no, no lo tolera. Lleva 17 a√Īos oyendo que s√≠ a todo. ¬ŅC√≥mo que no?, dice. Entonces la empuja contra la pared, le tira la comida a la cara, la amenaza”, afirma.

¬ŅSe puede hacer algo? Garrido indica que si bien la personalidad es dif√≠cil de cambiar, el autocontrol no lo es. √Čl dice que muchos ni√Īos aprenden a manejar sus impulsos y autocontrolar sus reacciones violentas. En estos casos es recomendable solicitar ayuda psicol√≥gica.

URL CORTA: http://rbb.cl/fmbk
Tendencias Ahora