Sociedad
S√°bado 27 abril de 2019 | Publicado a las 12:30
La oscura historia de la Isla de Las Mu√Īecas: uno de los lugares tur√≠sticos m√°s tenebrosos del mundo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Xochimilco es una red de canales naturales que cruza toda la zona sur de Ciudad de México. Si bien su importancia fue clave para la subsistencia y economía de la zona en el siglo XIX, hoy su relevancia no va más allá de ser un lugar netamente turístico.

Junto a eso, el lugar esconde una serie de secretos que van en directa relaci√≥n con el Distrito Federal Mexicano. No obstante, uno en particular llama poderosamente la atenci√≥n de turistas y curiosos, le llaman la Isla de las Mu√Īecas.

Si bien su nombre puede ser relacionado con un lugar para la recreaci√≥n de los m√°s peque√Īos, lo cierto es que all√≠ es muy poco probable que los ni√Īos y ni√Īas quieran ingresar, ya que su aspecto dista de mucho de ser adorable.

En concreto, la Isla de las Mu√Īecas fue concebida como un lugar de culto por un antiguo campesino, en los lejanos a√Īos 50. La leyenda dice b√°sicamente que, atormentado por el esp√≠ritu de una ni√Īa, esta persona quiso rendirle culto a trav√©s de mu√Īecas.

De acuerdo a un reportaje de la cadena estadounidense ABC, todo comenz√≥ en 1952, cuando una ni√Īa se ahog√≥ cerca de un islote pr√°cticamente deshabitado. Su cuerpo fue recogido por un se√Īor llamado Juli√°n Santana Barrea, quien lo entreg√≥ a las autoridades.

Agence France Presse
Agence France Presse

Sin embargo, los restos de la menor de edad nunca fueron reclamados por sus familiares o cercanos, por lo que finalmente el hombre decidió llevarla hasta el lugar y darle cristiana sepultura.

Desde ese instante, se comenz√≥ a erigir la historia de las Isla de las Mu√Īecas, la cual posee partes de fantas√≠a y secciones de realidad. Lo cierto es que todo eso ayud√≥ a crear un verdadero mito en torno a esta zona.

Un leyenda que existe hasta hoy

De acuerdo al citado medio norteamericano, d√≠as despu√©s de que Santana enterrara el cuerpo, comenz√≥ a percibir la presencia de la ni√Īa durante las noches, comenzando a sentir que el esp√≠ritu de ella lo atormentaba durante cada instante.

Debido a esto, √©l mismo decidi√≥ amarrar un n√ļmero de cinco mu√Īecas en algunos de los √°rboles del islote, como forma de rendir tributo a la menor y permitir que su esp√≠ritu lograra descansar en paz por siempre.

Con el paso del tiempo, el hombre comenz√≥ a observar que cada vez llegaban m√°s mu√Īecas hasta la orilla del sector, por lo que constantemente ten√≠a que dejarlas en el lugar, con el objetivo de darle tranquilidad a la memoria de la peque√Īa.

Agence France Presse
Agence France Presse

Se dice que la historia se llev√≥ as√≠ hasta el a√Īo 2001, cuando Santana apareci√≥ muerto en la orilla del islote. Se cree, hasta el d√≠a de hoy, que el hombre fue encontrado en una posici√≥n similar a la que habr√≠a muerto la menor en 1952.

De acuerdo al diario espa√Īol La Vanguardia, Juli√°n alcanz√≥ a juntar cerca de 1.500 mu√Īecas durante los 50 a√Īos que estuvo ligado al islote, las cuales ayudan a configurar uno de los lugares tur√≠sticos m√°s tenebrosos en todo el mundo.

Los relatos ligados a la zona sostienen que, tras la muerte del campesino, la Isla de las Mu√Īecas se transform√≥ en algo similar a un lugar de peregrinaci√≥n en el sur de ciudad de M√©xico, ya que all√≠ descansan en paz los ‚Äúesp√≠ritus de los m√°s inocentes‚ÄĚ.

En la historia del islote, nunca han faltado las personas que han asegurado que, tras conversar con Juli√°n antes de su muerte, √©l les asegur√≥ que las mu√Īecas presentes all√≠ pod√≠an comunicarse entre ellas.

Otros testimonios, de personas a√ļn m√°s supersticiosas, aseguran que todos los juguetes toman vida por las noches e incluso veneran el esp√≠ritu de la menor que muri√≥ ahogada all√≠, hace m√°s de medio siglo.

Juli√°n Santana | La Vanguardia
Juli√°n Santana | La Vanguardia

Lo cierto es que toda esta historia, creada y fomentada a trav√©s de los a√Īos, ha ayudado a crear todo un imaginario de misterio e incluso terror en torno a La Isla de las Mu√Īecas, la cual es visitada por m√°s de 100.000 personas al a√Īo.

Es m√°s, debido al explosivo turismo que ha tenido la zona antes mencionada, desde 2001 a la fecha se estima que el n√ļmero de las mu√Īecas presentes en el sector se ha duplicado, aunque nunca se ha realizado un conteo exacto por parte de alg√ļn ente gubernamental.

Del mito a la realidad: los hechos detr√°s de La Isla de las Mu√Īecas

Si bien la existencia de Juli√°n Santana est√° comprobada, hay muchos entendidos que asocian la presencia de mu√Īecas como parte de la elucubraci√≥n del hombre mientras habitaba la isla a√Īos atr√°s.

De acuerdo al relato del medio inglés Express, el campesino solía tener mucho tiempo de soledad dentro de aquella zona de Xochimilco, por lo que se cree que especuló mucho respecto a la presencia del espíritu de aquella muchacha.

No obstante, hasta el día de hoy no se conoce mayor detalle respecto a cómo fue el deceso la menor en aquel canal, tampoco existe una indicación directa que lleve a localizar su tumba, que estaría ubicada en una zona remota del islote.

Seg√ļn el citado medio, la historia habr√≠a sido creada por Juli√°n para atraer m√°s gente hacia el lugar y, evidentemente, crear un circuito tur√≠stico en torno a sus misterios.

Agence France Presse
Agence France Presse

Por su parte, los mexicanos encontraron all√≠ un excelente lugar para rendir culto a seres queridos que se fueron “de forma muy temprana”.

De esta forma, el incremento de las mu√Īecas en la isla se dio debido a que los visitantes comenzaron a donar sus propios juguetes de infancia al lugar. Supuestamente, cada uno de ellos representaba un ni√Īo que hab√≠a fallecido dentro de sus familias.

Este sector de Xochimilco se fue llenando de ejemplares a medida que aumentaron los donativos de las personas.

La curiosidad por visitar la isla creci√≥ luego que Juli√°n Santana falleciera en 2001. Los m√°s supersticiosos indican que su muerte se produjo de la misma forma en que muri√≥ la ni√Īa hace 50 a√Īos, aunque con los a√Īos se indic√≥ que en realidad √©l sufri√≥ un accidente cardiovascular.

Por estos días, de acuerdo a un reportaje del periódico Mirror, diversas empresas de turismo realizan recorridos guiados hasta el lugar, que sigue sembrando curiosidad entre los visitantes.

La Isla de las Mu√Īecas se localiza a 24 kil√≥metros al sur de la ciudad de M√©xico. Para arribar al lugar, las personas deben tomar un ferry que cruza los canales desde embarcaderos cercanos a la urbe.

De acuerdo a estimaciones de expertos, un recorrido con gu√≠a por el lugar dura entre tres y cuatro horas. Se dice que las personas que logren ubicar la tumba de la ni√Īa estar√°n “bendecidas de por vida”, aunque eso -hasta hoy- nunca ha pasado.

Tendencias Ahora