Sociedad
Miércoles 20 marzo de 2019 | Publicado a las 11:07 · Actualizado a las 15:05
Las impactantes im√°genes de la laguna de Aculeo seca por completo
Por Denisse Charpentier
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Huesos de caballos y vacas se esparcen por el lecho seco y polvoriento de la laguna Aculeo, por décadas una de las principales atracciones turísticas del centro de Chile y hoy desaparecida, víctima de la sequía por el cambio climático y el excesivo consumo de su agua.

Los vecinos del otrora gigantesco estanque, ubicado a 70 kilómetros al suroeste de Santiago, ven con tristeza el desierto actual.

“Hace 10 a√Īos que estamos en sequ√≠a y se nos fue la laguna. ¬°Se nos fue el turismo, muri√≥ el camping, los negocios, todo!”, afirma a la AFP Marcos Contreras, trabajador del camping Pintu√©, en cuyos predios varias lanchas envejecen bajo el intenso calor del verano austral tras ser abandonadas por sus due√Īos.

Priscila Toro | BBCL
Priscila Toro | BBCL

Y es que los veranos en la laguna Aculeo eran memorables. Los m√°s de 10.000 habitantes de la zona esperaban con ansias las oleadas de turistas que llegaban cada a√Īo a vacacionar o practicar deportes n√°uticos.

Los visitantes colmaban los hoteles, campings y restaurantes apostados en las riberas de la laguna, que llegó a tener una extensión de casi 12 kilómetros cuadrados y unos seis metros de profundidad.

Ahora solo existe una extensa y polvorienta planicie en la que se aprecian los restos de antiguos muelles de madera, algunos botes abandonados y arbustos completamente secos.

Antes (2013) y después (2019) | Christian Miranda y Martín Bernetti | Agence France Presse
Antes (2013) y después (2019)| Christian Miranda y Martín Bernetti | Agence France Presse

Menos lluvias

El nivel del agua comenzó a descender de forma paulatina en 2011, hasta que en mayo pasado la laguna se secó totalmente.

“Mis abuelos nos contaban que antes llov√≠a una semana de forma torrencial y ahora con suerte llueve dos d√≠as”, relata a la AFP Camila N√ļ√Īez, una joven de 20 a√Īos que trabaja en un restaurante cercano al lago.

No hay una √ļnica explicaci√≥n para determinar qu√© pas√≥ con el agua de Aculeo. Pero la dr√°stica disminuci√≥n de las lluvias, su principal fuente de alimento, ha sido determinante.

Si en la d√©cada de 1980 llov√≠a un promedio de 350 mm anuales en la zona central de Chile, en 2018 las precipitaciones se redujeron a la mitad, y se cree que en los pr√≥ximos a√Īos la cantidad de lluvia seguir√° bajando producto de los efectos del cambio clim√°tico.

Ariel Marinkovic | Agence France Presse
Ariel Marinkovic | Agence France Presse

“Estamos viviendo un periodo de sequ√≠a muy prolongado que se ha extendido por varios a√Īos”, dice a la AFP Eduardo Bustos, director de extensi√≥n del Centro de Cambio Global de la Universidad Cat√≥lica de Chile.

“En el futuro, vemos que hay una tendencia a la disminuci√≥n de las precipitaciones, y por lo tanto, la probabilidad de tener a√Īos secos como los que hemos tenido es bastante alta”.

Cerca del 70% de la población chilena vive en zonas de sequía o donde la cantidad de lluvia ha disminuido. Expertos advierten que hasta el 2030 la temperatura seguirá subiendo y las cuencas del centro del país experimentarán disminuciones de hasta un 30%.

Martin Bernetti | Agence France Presse
Martin Bernetti | Agence France Presse

Factor humano

Pero otros factores aumentaron la presión sobre la cuenca y colaboraron con su vaciamiento.

La agricultura propia de esta zona rural demanda mayor cantidad de agua para riego, lo cual llevó a una sobreexplotación de las aguas de la laguna. Algunos frutos se mantuvieron pese a la sequedad del ambiente, entre ellos plantíos de palta, que requiere gran cantidad de líquido para crecer.

“La necesidad de agua por parte de los cultivos en la zona agr√≠cola adyacente gener√≥ presiones sobre la laguna”, hasta su vaciamiento, afirma Bustos.

Martin Bernetti | Agence France Presse
Martin Bernetti | Agence France Presse

Y, en paralelo, una urbanización descontrolada. El dinámico turismo que reinaba cuando el lago estaba vivo llevó a muchos a comprar terrenos para construir casas de veraneo o negocios, un crecimiento que careció de regulaciones y multiplicó la demanda de agua hasta provocar escasez.

“Hay gente del sector que no tiene agua, en las casas no s√© c√≥mo viven”, sostiene Antonia Romero, de 26 a√Īos, quien reside en uno de los pocos camping que todav√≠a funciona en el lugar. “Fuimos matando la laguna de a poco”.

 Martin Bernetti | Agence France Presse
Martin Bernetti | Agence France Presse
Tendencias Ahora