Sociedad
Miércoles 12 febrero de 2020 | Publicado a las 14:25 · Actualizado a las 16:09
El verdadero significado del 12 de febrero para la Independencia de Chile
visitas

Hist√≥ricamente, septiembre ha sido el mes en el cual se desarrollan las Fiestas Patrias, lo que es err√≥neamente vinculado a la independencia de Chile de Espa√Īa.

Pero el 18 de septiembre de 1810 solo se realizó la primera junta de gobierno, donde el cabildo analizó las implicancias de la salida del rey Fernando VII tras la invasión de Napoleón, en 1808.

All√≠, los vecinos de Santiago decidieron conformar un gobierno aut√≥nomo que administrara la zona de manera transitoria hasta el retorno del rey, seg√ļn el Museo Hist√≥rico Nacional.

As√≠ fue como la determinaci√≥n gatill√≥ casi ocho a√Īos de incertidumbre, batallas e incluso diferentes declaraciones de independencia que hasta el presente dividen a varias ciudades del pa√≠s.

En concreto, Chile decidi√≥ dejar oficialmente la supeditaci√≥n espa√Īola el 12 de febrero de 1818, d√≠a que marc√≥ el primer aniversario de la Batalla de Chacabuco, donde Bernardo O‚ÄôHiggins y Jos√© de San Mart√≠n hicieron que las fuerzas leales a Espa√Īa se retiraran gracias al actuar del Ej√©rcito de los Andes.

Memoria Chilena
Memoria Chilena

“El triunfo patriota en Chacabuco signific√≥ el fin del dominio realista y por lo tanto el del periodo llamado ‘La Reconquista"”, indic√≥ la Dibam.

“Despu√©s de la batalla, el ej√©rcito libertador entr√≥ a Santiago y se estableci√≥ el gobierno patriota. Luego de ofrecer el cargo de director supremo a San Mart√≠n, quien lo rechaza, asume como director supremo y capit√°n general Bernardo O’Higgins Riquelme, quien es nombrado por un cabildo abierto convocado excepcionalmente en el Palacio de la Real Audiencia”, a√Īadieron.

En su libro Historia de Chile, Francisco Encina ratific√≥ que el 12 de febrero fue electo por el aniversario de Chacabuco y detall√≥ que en esa jornada “el fiscal del tribunal de apelaciones, don Jos√© Gregorio Argomedo, dirigi√≥ al pueblo una alocuci√≥n”.

“El ministro Za√Īartu ley√≥ el acta de la independencia y enseguida se postr√≥ el excelent√≠simo se√Īor director y poniendo las manos sobre los santos evang√©licos hizo el siguiente juramento: ‘Juro a Dios y prometo a la Patria bajo la garant√≠a de mi honor, vida y fortuna, sostener la presente declaraci√≥n de independencia absoluta del Estado chileno de Fernando VII, sus sucesores y de cualquiera otra naci√≥n extra√Īa”.

En la misma declaraci√≥n, el historiador afirm√≥ que se estableci√≥ que “el territorio continental de Chile y sus islas adyacentes forman de hecho y por derecho un Estado libre, independiente y soberano y quedan para siempre separados de la monarqu√≠a de Espa√Īa, con plena aptitud de adoptar la forma de Gobierno que m√°s convenga a sus intereses”.

Pese a todo lo anterior, el 5 de abril de 1818 se libró una nueva batalla por la decisión adoptada, esta vez en los llanos del río Maipo.

Finalmente, en Maip√ļ qued√≥ sellada la independencia con el triunfo del ej√©rcito libertador, donde el abrazo entre O‚ÄôHiggins y el pr√≥cer argentino pas√≥ a la historia tras la derrota de los realistas.

Abrazo de Maip√ļ | Memoria Chilena
Abrazo de Maip√ļ | Memoria Chilena

Ciudad

Talcahuano, Concepci√≥n, Talca y Santiago se disputan desde esos a√Īos haber sido la ciudad donde se jur√≥ y proclam√≥ la independencia de Chile. De hecho, cada una lo celebra sin importar que las otras lo hagan tambi√©n.

Por ejemplo, en el libro La Historia de Concepción 1550-1970 de Fernando Campos Harriet se afirma que esta ocurrió en los morrillos de Perales, pertenecientes a la comuna puerto, el 1 de enero de 1818.

Al mismo tiempo, la capital del Bío Bío se jacta del hecho que el acta haya sido firmada en su plaza, donde hasta hoy existe un monolito que marca el suceso.

Emilio Lara Espinoza (BBCL)
Emilio Lara Espinoza (BBCL)

Sobre las otras ciudades, desde la Biblioteca del Congreso Nacional recordaron que “el d√≠a 12 de febrero, en forma solemne, se proclam√≥ la independencia de Chile en todos nuestros pueblos y ciudades”.

“En Santiago, en la Plaza de Armas, en un tablado frente a la Catedral, don Miguel Za√Īartu ley√≥ el Acta y tom√≥ juramento al director delegado don Luis de la Cruz, con asistencia del general don Jos√© de San Mart√≠n y todas las autoridades civiles y en presencia de monse√Īor Jos√© Ignacio Cienfuegos”, se√Īalaron.

“En la ciudad de Talca, y presidida por el director supremo, se efectu√≥ solemne ceremonia junto a las tropas del ej√©rcito que lo acompa√Īaban”, explicaron.

El documento original, fechado 1 de enero, fue destruido durante el bombardeo del Palacio de La Moneda por parte de la Fuerza Aérea el 11 de septiembre de 1973. Por ello, el Archivo Nacional Histórico mantiene una de las pocas copias del manuscrito.

¬ŅEntonces por qu√© celebramos en septiembre?

Debido a todo lo anterior, es l√≥gico preguntarse por qu√© celebramos solo en septiembre -evento que es esperado por muchos- y no en diferentes √©pocas del a√Īo.

Pues bien, tenemos que considerar que hay tres fechas importantes en este proceso: el 18 de septiembre, el 12 de febrero y el 5 de abril.

Por a√Īos, todas fueron motivo de actos c√≠vicos que, con el tiempo, desaparecieron.

“En ellas se hac√≠an diferentes actos p√ļblicos de conmemoraci√≥n, donde las autoridades creaban momentos de unidad y de exaltaci√≥n de lo propio. Todas estas instancias festivas proporcionaban el ambiente id√≥neo para inculcar en el pueblo chileno una identidad com√ļn de pertenencia a la patria”, se√Īalaron desde Memoria Chilena.

As√≠, la √ļltima desapareci√≥ debido a su cercan√≠a con Semana Santa y la segunda tend√≠a a coincidir con el inicio de la Cuaresma, donde el t√≠pico ayuno no concordaba con el ambiente festivo.

Sumado a ello, la celebración se realizaba en plena época de cosechas, por lo cual los trabajadores abandonaban los campos en el tiempo donde más se requería mano de obra.

Fue as√≠ como el 8 de febrero de 1837, bajo el gobierno de Jos√© Joaqu√≠n Prieto‚Äč (1831 – 1841), se dict√≥ un decreto con el cual se eliminaron las celebraciones del 12 de febrero, aglutinando todos los festejos el 18 de septiembre.

De acuerdo a la historiadora Paulina Peralta hubo una serie de razones para concentrar todas las celebraciones en una sola fecha.

Las m√°s importantes fueron econ√≥micas, ya que se tem√≠a que muchos feriados afectaran la productividad y la billetera p√ļblica.

Por otro lado, afirm√≥ que las autoridades de la √©poca hab√≠an advertido la dificultad de “consolidar el sentimiento de nacionalidad puesto que exist√≠an diferentes celebraciones con fines muy similares”.

Aquello fue resuelto removiendo la “multiplicidad festiva”, apoy√°ndose del hecho que desde 1830 las fiestas del 18 de septiembre se ve√≠an aumentadas por las glorias del Ej√©rcito, conmemoradas hasta hoy en d√≠a el 19 del mismo mes.

“Fue as√≠ como por diferentes motivos el 18 de septiembre se estableci√≥ como la festividad nacional por excelencia. De esta manera, despu√©s de casi veinte a√Īos de vida independiente y diversos ensayos de celebraci√≥n, la Rep√ļblica de Chile cont√≥ con un solo gran d√≠a de fiesta nacional, el que se ha mantenido hasta la actualidad”, concluy√≥ Memoria Chilena, parte de la Biblioteca Nacional.

Primera Junta Nacional de Gobierno | Nicol√°s Guzm√°n Bustamante
Primera Junta Nacional de Gobierno | Nicol√°s Guzm√°n Bustamante
Tendencias Ahora