Sociedad
Jueves 31 octubre de 2019 | Publicado a las 15:23
Las dudas respecto al vegetarianismo de Hitler y los problemas de salud que lo habrían propiciado
visitas

Era el 30 de abril de 1945 cuando el l√≠der alem√°n Adolf Hitler y su entonces esposa Eva Braun tomaron la decisi√≥n de suicidarse en su b√ļnker de Berl√≠n (Alemania). S√≥lo minutos despu√©s sus cuerpos fueron quemados por funcionarios alemanes. El r√©gimen nazi hab√≠a acabado y la paz en el mundo estaba m√°s cerca.

Desde ese momento, decenas de reprobables hechos fueron saliendo a la luz, respecto al autodenominado F√ľhrer. Su antisemitismo, su exacerbado nacionalismo y su odio hacia Churchill y Stalin.

Aunque la cualidad m√°s curiosa fue descubierta a√Īos despu√©s: Hitler habr√≠a sido vegetariano.

Si bien no es un hecho que se haya comprobado de una forma total, incluso en películas se ha expuesto que la dieta del ex líder alemán habría estado basada en la ingesta de verduras, legumbres y pastas, renegando de la carne, la cual consumía en su juventud.

Hoy en día existen varios historiadores que refuerzan esta idea, aunque la mayoría indica que el vegetarianismo de Hitler se debió a temas de salud y no valóricos, como una supuesta veneración por los animales.

Hasta el día de hoy, el estudio más serio que se ha hecho al respecto fue encabezado por el forense francés Philippe Charlier hacia 2017. En ese entonces, el equipo descubrió rasgos en la dentadura del ex canciller alemán que llevaron a la conclusión de que efectivamente era vegetariano.

Seg√ļn detalla el diario espa√Īol El Mundo, los rusos pudieron ingresar hasta el b√ļnker de Hitler un par de d√≠as despu√©s que cesaran las hostilidades en Berl√≠n.

En ese momento encontraron una serie de documentos de estado alemanes que fueron guardados como tesoros de guerra. Asimismo, al momento de observar el cuerpo del exlíder notaron que sólo una parte se había conservado: sus dientes.

Hitler cenando con Eva Braun | Wikimedia Commons
Hitler cenando con Eva Braun | Wikimedia Commons

Las piezas dentales fueron sacadas del lugar y llevadas hasta una enfermera llamada Yelena Rzhevskaya, quien los puso a disposición del gobierno de la URSS.

Las piezas permanecieron guardadas por décadas, hasta que en 2016 se autorizó al hospital Max Fourestier de Nanterre de Francia a llevar a cabo una serie de estudios para conocer más detalles respecto a la vida de Hitler.

En este sentido, Philippe Charlier indicó al citado medio que antes de realizar las pruebas tenían en su poder antecedentes históricos que explicaban el motivo por el que el ex canciller alemán no consumía carne.

“Los historiadores dicen que despu√©s de la I Guerra Mundial, intoxicado con gas mostaza, los doctores le recomendaron que no comiese carne nunca m√°s, y tenemos confirmaci√≥n de eso, porque en los c√°lculos dentales no encontramos nada muscular, cuando normalmente en otros cad√°veres hallamos estructuras de ese tipo”, sostuvo.

A eso agreg√≥ otro dato importante: “Ten√≠a s√≥lo cuatro dientes sanos. El resto o no estaban o iban asociados con pr√≥tesis dentales o reconstrucciones”

Es por esto que desde el grupo tambi√©n sostuvieron que era muy probable que Hitler tuviera bastantes problemas para masticar. “Existe gran cantidad de metal, por lo que presumimos que ten√≠a enormes dificultades y molestias para comer”, expuso Charlier.

Versiones históricas

Una de las personas que habló por primera vez de esta cualidad de Hitler fue su antigua secretaria personal Traudl Junge, quien en 2002 declaró a la BBC que su exjefe era asiduo a comer sin carne debido a que sufría problemas estomacales.

En este sentido, Junge sostuvo que en los √ļltimos a√Īos Hitler evitaba comer carne, debido a que su salud estaba bastante deteriorada y sufr√≠a dolores muy fuertes en el est√≥mago y colon.

Constanze Manziarly | Wikimedia Commons
Constanze Manziarly | Wikimedia Commons

“√Čl siempre evitaba la carne, pero su cocinero austr√≠aco Kruemel a veces a√Īad√≠a un poco de caldo o grasa animal a sus comidas. El F√ľhrer se daba cuenta la mayor√≠a de veces del intento de enga√Īo, se enfadaba mucho y luego ten√≠a dolor de barriga”, dijo Jungle en ese entonces.

“Al final s√≥lo le permitieron a Kruemel cocinarle sopa clara y pur√© de patatas”, agreg√≥ en la oportunidad.

Constanze Manziarly ingres√≥ en 1930 a trabajar como la dietista oficial de Hitler. Ella fue la encargada de los men√ļs del l√≠der alem√°n hasta su muerte en 1945.

Reci√©n en 2015 se revelaron cartas que Manziarly escribi√≥ a su hermana en 1942. En ellas detallaba que trabajar para el F√ľhrer no era un gran desaf√≠o, debido a que sus platos eran bastante simples y ricos en verduras.

“Hay pocos desaf√≠os culinarios en la comida que preparo para el F√ľhrer. El prefiere comer mijo con aceite de linaza todos los d√≠as. Como sustituto de la carne le gustaban los platos de champi√Īones picados”, relataba en ese entonces.

Manziarly fue adem√°s la encargada de cocinar la √ļltima cena de Hitler, la cual consisti√≥ en pasta con agregado de tuco, seg√ļn detallan varios historiadores.

En abril de 1945, Traudl Junge y Constanze Manziarly fueron unas de las pocas que huyeron del b√ļnker de Hitler en Berl√≠n, pero tuvieron suertes muy distintas.

Mientras Junge logr√≥ escapar de Berl√≠n a iniciar una nueva carrera en su natal M√ļnich, Manziarly fue tomada prisionera por el ej√©rcito rojo y nunca se supo su paradero.

Versiones en contra

El británico Robert Payne fue uno de los primeros biógrafos que puso en duda el tema del vegetarianismo del ex canciller alemán.

Si bien el autor de The life and death of Adolph Hitler, indic√≥ en un momento que la reducci√≥n de la ingesta de carne del hombre fue √ļnicamente por temas de salud estomacal y nada tuvieron que ver sus convicciones personales.

“El ascetismo de Hitler jug√≥ un importante papel en la imagen que proyectaba sobre Alemania. De acuerdo con la leyenda ampliamente cre√≠da, √©l nunca fumaba ni beb√≠a, as√≠ como tampoco com√≠a carne o ten√≠a nada que ver con mujeres. S√≥lo lo primero fue cierto”, expuso.

Para Payne, el supuesto vegetarianismo de Hitler (junto con otras restricciones) fue un buen mecanismo de propaganda para impulsar su imagen de un l√≠der que “dejaba de lado sus privilegios por servir a su pa√≠s”.

Hitler en un almuerzo | Wikimedia Commons
Hitler en un almuerzo | Wikimedia Commons

“Su ascetismo fue una ficci√≥n inventada por Goebbels para enfatizar su dedicaci√≥n total, su autocontrol, y la distancia que le separaba a √©l con el resto de los hombres. Con esta muestra de ascetismo, √©l pod√≠a afirmar que estaba dedicado al servicio de su pueblo”, enfatiz√≥.

El británico reafirma estos dichos indicando que aquella idea pierde validez debido a un hecho histórico: Hitler prohibió las organizaciones de Vegetarianos en el país durante 1940.

Cabe se√Īalar que el primer registro del supuesto vegetarianismo de Hitler es una presunta carta que √©l envi√≥ a su hermana Angela en 1911. All√≠ le expresaba que estaba mejor de salud debido a un cambio de dieta

“Estoy contento de poderte anunciar que ya me siento completamente bien. No fue sino una ligera indisposici√≥n y estoy intentando curarla con una dieta de frutas y verduras”, expuso en esa oportunidad.

Cabe se√Īalar que uno de los seres vivos que m√°s am√≥ Hitler en vida fue su perra Blondi, de quien se refer√≠a como un “ser extremadamente inteligente”.

Aquel animal tambi√©n falleci√≥ en el b√ļnker en 1945. Aparentemente, su muerte se debi√≥ a una pastilla con cianuro que le obligaron a comer.

Tendencias Ahora