Sociedad
Lunes 18 noviembre de 2019 | Publicado a las 08:24
Envían de EEUU a China a famoso y querido panda Bei Bei
Por Scarlet Stuardo
La información es de Agence France-Presse
visitas

Naci√≥ en Washington y dio sus primeros pasos en la capital estadounidense, pero con cuatro a√Īos cumplidos, lleg√≥ su momento de regresar a “casa”… en China.

Bei Bei, el √ļltimo panda joven del National Zoo, partir√° de Washington el martes, a bordo de un avi√≥n de FedEx especialmente acondicionado para la ocasi√≥n, tal como estaba planeado incluso antes de su nacimiento. As√≠ de estrictas son las normas de la “diplomacia panda”.

En los √ļltimos d√≠as, ni√Īos con abrigos y sombreros -para protegerse del fr√≠o- han hecho fila frente al recinto de los pandas en el zool√≥gico para despedirse, muchos con letreros que dec√≠an “Bye bye Bei Bei” (Adi√≥s, Bei Bei).

El National Zoo organiz√≥ toda una semana de eventos para despedir a Bei Bei, que significa “precioso tesoro” en mandar√≠n. Impasible, Bei Bei sigue masticando su bamb√ļ.

Marty Dearie es uno de sus cuidadores. Lo vio nacer en agosto de 2015 a trav√©s de la “c√°mara panda”, que graba a los pandas gigantes del zool√≥gico las 24 horas del d√≠a. Bei Bei, que ahora pesa 114 kilos, ha vivido hasta ahora con sus padres, Tian Tian y Mei Xiang.

“Nuestro trabajo ha sido prepararlo para el viaje a China desde el momento en que naci√≥”, dijo Dearie a la AFP. “Es parte del acuerdo de pr√©stamo”, explic√≥.

La “diplomacia panda” de China ha evolucionado con el correr de los a√Īos.

Hace un tiempo, Pekín daba pandas a naciones amigas, pero ahora que son considerados en peligro de extinción, los presta a zoológicos alrededor del mundo.

Pero una vez que un panda cumple los cuatro a√Īos, es repatriado para reproducirse con otros animales en santuarios de China. Los hermanos de Bei Bei, Tai Shan y Bao Bao, ya volvieron a China.

En tanto, sus padres permanecer√°n en el National Zoo al menos hasta diciembre de 2020, cuando sea negociado un nuevo acuerdo.

Aunque las condiciones estaban claras desde el principio, a Dearie le duele ver partir a Bei Bei. “Estoy seguro de que el d√≠a del viaje de Bei Bei soltar√© algunas l√°grimas”, dijo, admitiendo ser una persona “muy sensible”.

Miel y ca√Īa

Mover a un panda gigante a otro continente no es tarea f√°cil. Por varias semanas, los cuidadores de Bei Bei lo han entrenado a sentarse en la jaula en la que viajar√° a China en un vuelo directo de 16 horas.

Un cuidador y un veterinario viajarán con él. Y el zoológico le preparará comidas para el camino, pues como todos los pandas come constantemente.

“Probablemente lleve al menos entre 15 y 20 kilos de bamb√ļ. Tambi√©n manzanas, zanahorias. Probablemente algo de ca√Īa y puede haber miel, galletas“, explic√≥ Dearie.

FedEx pagar√° por el vuelo y la adaptaci√≥n especial del Boeing 777, bautizado el “Panda Express” para la ocasi√≥n.

“Bei Bei y su equipaje ser√°n el √ļnico env√≠o a bordo del avi√≥n”, dijo la portavoz de FedEx, Rae Lyn Rushing.

Tanto el p√ļblico como sus cuidadores han acompa√Īado a Bei Bei en momentos clave: sus primeros pasos, una operaci√≥n en 2016 y su pr√≥xima partida.

En tanto, el nombre de Bei Bei fue revelado en una ceremonia en 2015 por la entonces primera dama estadounidense Michelle Obama y Peng Liyuan, esposa del presidente chino, Xi Jinping.

Aparte de ser adorados en el mundo entero, los pandas se han convertido en una herramienta pol√≠tica “extremadamente exitosa” para China, seg√ļn Liselotte Odgaard, experta del centro de pensamiento Hudson Institute.

“Especialmente ahora cuando se escuchan tantas historias negativas sobre China”, y Washington est√° en medio de una guerra comercial con Pek√≠n, “ellos usan a los pandas como una suerte de contrapeso para hacer de alg√ļn modo que el p√ļblico general piense bien de China”, explic√≥ Odgaard.

Por supuesto, tambi√©n es una herramienta lucrativa, pues los zool√≥gicos pagan a China millones de d√≥lares al a√Īo por sus pandas, que atraen hordas de visitantes.

Tendencias Ahora