Opinión
Viernes 22 noviembre de 2019 | Publicado a las 10:44 · Actualizado a las 17:24
El lamento por una pyme vandalizada en Concepción: "Ya no tengo cómo decirle que no sienta miedo"
Por Tu Voz
visitas

Esta es parte de la tienda de mi mam√°. Una pyme en Concepci√≥n que da trabajo a varias personas y que ella sac√≥ adelante a punta de esfuerzo. Parti√≥ desde cero y durante los primeros a√Īos, antes de cambiarse a la ubicaci√≥n actual, mi pap√° se dedic√≥ a hacer los muebles, ella a pintar. Todo lo hicieron ellos desde lo m√°s b√°sico hasta lo m√°s complejo.

Adem√°s de los d√≠as que tuvo que cerrar y de las bajas ventas de las √ļltimas semanas (porque los emprendedores viven el mes a mes), anoche le rompieron la cortina met√°lica, apedrearon los vidrios y, aunque pocas, se llevaron algunas cosas.

Unas personas que estaban ah√≠ lograron impedir que esto pasara a mayores (a Carabineros, gracias por nada). Los vecinos de un par de metros m√°s all√° no corrieron la misma suerte. Due√Īos de una franquicia de Cruz Verde, los saquearon por segunda vez. Ellos no abrir√°n nuevamente, porque no les da y tendr√°n que finiquitar a sus trabajadores.

Cedida | BBCL
Cedida | BBCL

Justamente ayer conversaba con mi mam√°, como lo he hecho durante todo el √ļltimo mes, para intentar calmarla, bajarle el perfil, que se sintiera segura, que a ella no le iban a hacer nada. Despu√©s de esto, no tengo c√≥mo decirle que no sienta miedo.

Es su fuente de trabajo, su sustento, con lo que se est√° preparando para la vejez. Tiene compromisos con los trabajadores y con clientes, a quienes quiere cumplirle.

Hoy puede seguir adelante. Sin duda se va a reponer, porque sabe que no fue lo m√°s grave que le pudo pasar. Pero no tenemos la certeza de que esto no se repetir√°, que no seguir√° mermando el esfuerzo de todos estos a√Īos.

Y así es como muchos emprendedores en Conce y en otras ciudades están pasando por situaciones similares o peores.

Esta familia no despert√≥ el 18 de octubre, porque llevamos a√Īos “despiertos”. Si hay algo de lo que puedo estar orgullosa, es que desde hace varias generaciones no s√≥lo entendemos, empatizamos e incluso hemos vivido los problemas que pasan en este pa√≠s. Tambi√©n, desde nuestras veredas, trabajamos a diario por buscar soluciones, sin embargo, no me voy a referir a este √ļltimo punto en esta oportunidad.

Y para que estemos claros, antes de cualquier cosa: condenamos las violaciones a los DDHH, queremos cambios profundos, un Chile m√°s justo y equitativo.

Tambi√©n necesitamos tranquilidad para seguir trabajando. Y aunque en un “mundo ideal” se llegue a un sistema perfecto, algo que seguiremos haciendo es trabajar.

Publicada con autorización, bajo reserva de identidad

Tendencias Ahora